El Banco de México (Banxico) elevó este martes a 6.2%, su pronóstico de crecimiento económico para este 2021, en su escenario central, el cual era de 6.0%.

No obstante, redujo a 6.7% su escenario de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) más optimista, cuando antes esta estimación era del 7%.

«Dada la incertidumbre que persiste alrededor de la dinámica prevista para la actividad económica, se considera que el crecimiento podría ubicarse entre 5.7% y 6.7% en 2021 y entre 2.0% y 4.0% en 2022», expuso Banxico en el Informe trimestral abril-junio 2021 que presentó este martes.

El organismo justificó su ajuste «principalmente, por un crecimiento mayor al anticipado durante el segundo trimestre del año», que registró un aumento interanual del PIB del 19.6%, según confirmó la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

También destacó el avance en el proceso de vacunación y un contexto de mayor movilidad y apertura de diversas actividades, por lo que se mantiene la expectativa de que la reactivación gradual de la actividad económica continúe en el segundo semestre del año y en 2022.

«De materializarse un crecimiento en 2021 cercano a la parte superior del intervalo señalado, la actividad económica recuperaría en el cuarto trimestre del año el nivel observado al cierre de 2019», es decir, alcanzaría los niveles prepandemia.

No obstante, considerando la persistencia de algunas disrupciones en las cadenas globales de suministro y el reciente aumento en el número de contagios de COVID-19, se mantiene una elevada incertidumbre sobre el ritmo de recuperación.

El pronóstico de Banxico es cercano al de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que espera un repunte superior al 6% anclado al comercio exterior por el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá , el T-MEC.

Banxico también elevó su pronóstico de creación de empleos formales a un rango de 640,000 a 840,000 nuevos puestos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), frente a una proyección anterior de 370,000 a 570,000.

En contraste, el organismo autónomo empeoró su previsión de la inflación general, que cerraría el año en un 5,7%, casi el doble de la meta oficial. Esto es un incremento de casi 1 punto porcentual frente al pronóstico previo, que era de 4.8%. En tanto, para la inflación subyacente, Banxico subió su previsión al 5% desde un 3.9% anterior.

«La pandemia ha implicado un entorno incierto y complicado para la inflación. Durante 2020, los choques registrados presionaron a la inflación en distintas direcciones, contrarrestándose entre sí. En 2021, se ha observado que algunas de las presiones al alza se han acentuado», apuntó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario