El diputado Sergio Gutiérrez Luna de Morena afirmó que México contará con una reforma electoral que refuerce el poder del pueblo, independientemente de que la oposición contribuya o no en favor de la democracia.

El legislador expresó que la reforma responderá a las exigencias de la gente, que ha sido clara en señalar que «no quiere árbitros electorales vendidos o que le deban el cargo a una facción política».

«Queremos una reforma electoral para acabar con los gastos excesivos que ustedes están defendiendo, que se acaben sus viáticos, su atención hospitalaria privada, el seguro de separación y hasta su dote matrimonial», sostuvo el diputado.

Gutiérrez Luna puntualizó que las modificaciones que se buscan realizar de ninguna manera pretenden desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) como la oposición ha difundido, sino simplificar su estructura administrativa, eficientar su labor para que ofrezca las garantías de imparcialidad a todos los actores y reducir el financiamiento de los partidos políticos.

En ese sentido, afirmó que lo que se defendió el pasado domingo en la marcha, fueron los privilegios de los consejeros del INE. «Por eso su marcha fue racista y clasista (…) eso sólo evidenció su sometimiento al poder económico, los dibujó de cuerpo entero».

Al respecto, esta mañana el presidente López Obrador insistió en su llamado ‘plan B’ ante el eventual fracaso de la reforma electoral que mandó al Congreso.

Dijo que sigue «viendo sin violar la Constitución» qué cambios se pueden realizar a la ley electoral con el fin de «avanzar en la democracia».

Recordemos que desde ayer, López Obrador planteó esta posibilidad debido a que reconoció que Morena y alidos no cuentan con los votos necesarios para aprobar una reforma constitucional, que necesita el aval de las dos terceras partes de los legisladores.

«¿Hasta dónde puedo con la nueva iniciativa? Pues solo lo que signifique reformar la ley, estoy analizando porque estos coparon todo, por ejemplo en la Constitución está el mecanismo para la elección de los consejeros y si no se reforma la constitución no se puede en una ley secundaria», dijo AMLO, descartando así modificar ese punto.

Sin embargo, dijo que algo que sí se podría hacer, sin tocar la Constitución, es reducir el presupuesto del INE sin violar la Constitución, algo que ha sido señalado por la oposición como una medida para ‘estrangular’ a la autoridad electoral.

Otro de los cambios que dijo está considerando proponer a la ley secundaria es lo relativo a la compra de votos.

«Dejaron abierta la puerta para la compra de los votos, ese es un mecanismo, el otro mecanismo es la manipulación en los medios y eso aunque no haya reforma nosotros vamos a continuar concientizando pero el dinero si se puede controlar y eso sí puede ir a la ley secundaria, los monederos electrónicos, la compra de los votos, no les va a servir su dinero además ya está establecido en la Constitución y eso lo logramos de que es delito grave el fraude electoral», añadió.

Recordemos que las reformas a las leyes secundarias requieren del aval de la mayoría simple, algo que Morena y partidos aliados sí reúnen en ambas Cámaras.

López Obrador parece haberse apropiado de una de las demandas de la marcha del pasado domingo, pues llamo a todos lo mexicanos a defender la democracia, aunque para él, eso es defender la reforma constitucional en materia electoral.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario