El expresidente de Estados Unidos Donald Trump dijo este jueves que está «100% considerando» presentarse a las elecciones presidenciales de 2024 y contempla como su posible fórmula a Ron DeSantis, actual gobernador de Florida y uno de sus más férreos aliados.

Durante una entrevista con el canal Fox, el republicano dijo que la idea de una fórmula Trump-DeSantis parece que «encanta».

Trump, que terminó su mandato de cuatro años el pasado 20 de enero, tras ser derrotado en noviembre por el demócrata Joe Biden, ha señalado en varias ocasiones la posibilidad de emprender una campaña para la presidenciales de 2024.

«Estoy estudiando muy seriamente, más que seriamente, pero por razones legales no quiero realmente hablar de eso todavía. Es demasiado pronto», aseguró Trump.

El republicano, que se estableció en Palm Beach, Florida, desde enero pasado, ha recibido a un grupo de políticos en su club Mar-a-Lago en busca de su «bendición» para las elecciones legislativas de 2022, que son por ahora su prioridad, según analistas republicanos.

Trump, que fue el padrino político de DeSantis en las elecciones de 2018, ha sido muy cercano al gobernador. «Ha hecho un gran trabajo como gobernador», expresó este jueves Trump durante la entrevista al cana Fox.

DeSantis es «un amigo mío» y «un gran tipo», dijo Trump a la periodista Maria Bartiromo. «Apoyé a Ron y, después de que lo respaldara, despegó como un cohete», recordó.

DeSantis fue en febrero pasado el anfitrión de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), en Orlando, en la que fue el candidato republicano favorito para las elecciones de 2024 en una encuesta de ese foro.

Entre tanto, Trump y su vicepresidente Mike Pence, que no asistió a la CPAC, se alejaron después de que este se rehusara a ayudarlo en su empeño de revertir los resultados electorales de noviembre pasado, en los que ganó Biden.

En más de Trump, el magnate siguió atacando al líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, al decir que los republicanos harían bien en encontrar un nuevo líder si esperan recuperar el Senado en 2022.

«Necesitamos un buen liderazgo. Mitch McConnell no ha hecho un gran trabajo. Creo que deberían cambiar a Mitch McConnell», dijo el expresidente.

Y es que según analistas, la fractura entre Trump y McConnell podría complicar las cosas para los republicanos en su intento de recuperar la mayoría del Senado, ya que los votantes y los legisladores están divididos entre los leales a Trump y al partido tradicional.

McConnell atrajo la ira de Trump al reconocer que el presidente Joe Biden había ganado y al culpar a Trump del mortal ataque del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, después de que el Senado absolvió al expresidente de un cargo de incitación a la insurrección.

Hace menos de un mes, Trump llamó a McConnell «hijo de puta» en una cena para donantes del Comité Nacional Republicano en su club Mar-a-Lago, según un asistente. McConnell no ha respondido a los ataques de Trump y rara vez se refiere al expresidente en público.

Foto: Twitter @MiguelDiazOK1

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario