Tag

metro

Browsing

La Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) dio a conocer este viernes los resultados de los estudios periciales que se realizaron con motivo del incendio registrado en una de las instalaciones centrales del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

María Seberina Ortega señaló que el incendio se originó en la Planta Baja del edificio, específicamente en el Transformador denominado “TA-1”, el cual fue causado por un corto circuito en sus componentes, es decir, que se trató de un accidente fortuito y no previsible.

Aclaró que, con motivo de dicho incendio, se iniciaron dos carpetas de investigación. La primera, en la Fiscalía de Investigación Territorial en Cuauhtémoc, con motivo del fallecimiento de una mujer, integrante de la Policía Bancaria e Industrial, quien sufrió una caída por la que perdió la vida; la causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico.

La segunda carpeta se inició en la agencia del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, con motivo de los daños causados en el inmueble, derivados del incendio.

Indicó que para la integración de los dictámenes correspondientes, se contó con la participación de un equipo multidisciplinario de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales, integrado por expertos en 11 diferentes especialidades.

«Fue causado por un corto circuito en sus componentes. Fue fortuito y no se trató de un hecho previsible», dijo Manuel Izquierdo Plata, Director de Criminalística, encargado de explicar la labor de cada uno de los expertos que participaron en los trabajos y las conclusiones que se alcanzaron.

Añadió que en menos de 15 minutos, el área del transformador “TA-1” se encontraba completamente incendiada, lo que provocó temperaturas entre mil y mil quinientos grados centígrados, lo que provocó que se expandiera rápidamente el incendio.

Resaltaron que si bien el edificio contaba con un sistema de supresión de incendios que funciona con base al uso de CO2 o bióxido de carbono, el cual sofoca el incendio al desplazar el oxígeno, dicho sistema, localizado en Planta Baja, operó durante el siniestro, pero dada la velocidad de la propagación del fuego y con una de sus puertas abiertas, favoreció a la propagación.

Recordemos que el pasado sábado 9 de enero, al rededor de las 05:25 horas, el Puesto Central de Control, IPCC1 que se ubica en la calle de Delicias, número 67, colonia Centro, en la alcaldía Cuauhtémoc, se incendió, provocando la muerte de la policía, y dejara sin operación a las líneas 1, 2,3, 4, 5 y 6 del Metro.

La firma RISC, especializada en servicios de consultoría relacionados al reaseguro de ramos técnicos y daños, analizó, con base en la información pública disponible, el incendio en las instalaciones del Metro de la CDMX ocurrido el sábado 9 de enero. Concluyó que se trató de un siniestro que se pudo evitar.

De acuerdo con el análisis interno que entregó a sus socios, y al cual tuvo acceso Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), el siniestro que consumió el edificio de cinco pisos, una planta baja y un sótano pudo haberse prevenido si las instalaciones hubieran recibido el mantenimiento mínimo y se acataran disposiciones en materia de protección civil.

«Este evento se presta para un debate más detallado sobre eventos catastróficos que con medidas de prevención se pueden evitar sin duda alguna. Asimismo, nos hace luz (sic) sobre muchos aspectos adicionales que nos indican que en este caso el riesgo, desde un punto de vista integral, no estaba controlado, como un barco sin timonel”, expone RISC en el reporte fechado el 12 de enero.

Recordemos que el incendio de la madrugada del 9 de enero provocó la muerte de una policía, la destrucción del inmueble y dejó a la Ciudad de México sin servicio durante días de la mitad de las líneas que conforman la Red. Tres líneas (1, 2 y 3) tardaron semanas en reincorporarse y no están aún a su plena capacidad. Apenas ayer retomó actividades la línea 2.

El 21 de enero la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y la directora del Metro, Florencia Serranía, donde rechazaron que no se destinaran recursos para el mantenimiento del Metro. “No importa lo que se diga, el mantenimiento en el Metro se está dando, es falso que no se está dando. Se está dando más y se está dando mejor”, sostuvo la directora del Metro.

Sin embargo, de las labores de mantenimiento en el “cerebro” del Metro poco se sabe a pesar de que los cinco transformadores que ahí se ubicaban -y que eran los que permitían la operación de la mitad de todo el sistema- han sobrepasado por mucho su vida útil.

Según el reporte de RISC, en promedio, dichas instalaciones tienen una vida útil máxima de entre 25 y 30 años,  pero los que operaban en la sede del Metro ya acumulan 51 años de servicio.

La consultora también destaca que había que preguntarse con qué regularidad se llevó a cabo el análisis de gases disueltos (DGA) de los propios transformadores y con ello se podrían conocer los componentes químicos en el aceite con el que operan. No haberlo hecho regularmente, expone RISC, habría sido “una falla imperdonable”.

“Evidentemente se ha dado más importancia a la ampliación de la red que a la modernización de los sistemas operativos (…) este caso nos enseña la importancia de un crecimiento y una modernización integral”, señala la consultora.

 

Investigación completa en MCCI

La directora general del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Florencia Serranía, confirmó esta tarde que será el próximo lunes 1 de febrero cuando la Línea 3 retome actividades, esto a casi un mes de que dejara de operar debido al incendio que se registró en uno de los centros de control.

«Nuestra cuenta regresiva va en tiempo, empezamos… esta noche empezamos el día 2 y pues les avisamos que arrancaremos el lunes a las 6 de la mañana porque es día festivo», dijo Serranía Soto en conferencia de prensa.

La funcionaria ofreció un reporte sobre el avance en los trabajos de reparación, mantenimiento y actividades en las otras líneas que ya operan.

Informó que el día de ayer, la Línea 1, la última que retomó servicio, movió 275 mil 246 personas, lo que representa 33 mil más usuarios que los transportados el primer día de servicio, y que también representa el 17% de la afluencia total que es de 1 millón 603 mil 217.

Precisó que la Línea 1 está a escasos 25 mil usuarios de retomar el número de pasajeros que movía antes del incidente, por lo que calificó como rápido el avance que se tiene.

Detalló que la Línea 1 ha iniciado todos los días el servicio en punto de las 05:00 horas, y se mantienen 18 trenes en circulación; añadió que se ha mantenido el intervalo de tiempo entre trenes, que es de cuatro minutos.

Florencia Serranía precisó que el modo de conducción sigue siendo en pilotaje automático en la Línea 1, lo que garantiza la seguridad en la operación, y por ende, la seguridad de los usuarios.

Sobre los trabajos que se realizan en la Línea 3, dijo que la remoción de escombros y limpieza lleva un avance del 40%, además de que el inicio de protocolos y cuenta regresiva para el restablecimiento del servicio lleva un avance del 85% global.

Detalló que ya se iniciaron las pruebas con trenes vacíos, las cuales continuarán durante todo el fin de semana.

Por su parte el titular de la Secretaría de Movilidad, Andrés Lajous, informó que a partir del lunes, el servicio emergente de movilidad que apoyaba la ruta de la Línea 1 operará bajo demanda.

«Esto se debe a que la Línea 1 del Metro está funcionando con los intervalos que comentó la directora del Metro, entre tres y cuatro minutos, lo cual son suficientes para mover a las personas usuarias en condiciones de seguridad e higiene. Sin embargo, mantendremos el servicio lo que llamamos bajo demanda, es decir, están a disposición los autobuses para que en el momento que detectemos un incremento importante en la demanda o un pico en la demanda o cualquier contingencia, los autobuses puedan habilitarse y dar el servicio rápidamente».

Aclaró que debido al asueto del próximo lunes, el horario de servicio de la red emergente será el correspondiente a domingo, por lo que iniciará operaciones a las 07:00 de la mañana.

Tal como se anunció la tarde de ayer, esta mañana la Línea 1 del Servicio de Transporte Colectivo, Metro, que corre de Pantitlán a Observatorio, reinició operaciones luego del incendio que afectó a seis Líneas el pasado 9 de enero.

El servicio inició este lunes en punto de las 05:00 de la mañana, con 10 de los 30 trenes con que cuenta esta Línea. Los trenes corren con una diferencia de 10 minutos entre cada uno.

El servicio se retomó en esta Línea tras 15 días de estar suspendido, en los que se llevaron a cabo diversos trabajos de reparación y pruebas.

La directora general del Metro, Florencia Serranía, indicó ayer que las pruebas de control y energización, sistema de seguridad y control se encontraban al 100%, además de que se concluyeron las pruebas sin pasajeros, par garantizar la seguridad de los usuarios este lunes.

Pese que se retomó el servicio en la Línea 1 del Metro, autoridades capitalinas indicaron que el servicio emergente de movilidad seguirá funcionando en todas las estaciones, con el fin de apoyar al traslado.

Se detalló que se mantienen los trabajos para que la Línea 3, que corre de Indios Verdes a Universidad, reinicie operaciones el próximo lunes 1 de febrero, mientras que la Línea 2, que corre de Cuatro Caminos a Tasqueña, estaría retomando servicio el 8 de febrero.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, encabezó esta tarde una conferencia de prensa en la que habló sobre los trabajos que se realizan en el Metro, luego del incendio que mantiene sin servicio a las línea 1,2 y 3 de la red.

En la conferencia, hizo referencia a la información que ha circulado acerca de que Metro tenía menos recursos que años anteriores, lo cual derivó en que no se le diera mantenimiento al servicio.

«Que también quede muy clara la información de lo que se hizo en el Metro durante el 2019 y el 2020, y decir que pues es obviamente falso que el Metro no tenía mantenimiento (…) hubo indicadores muy importantes de trabajo durante 2019 y 2020 (…) de mejora sustantiva del Metro; y el compromiso del Gobierno de la Ciudad, del Metro de la Ciudad de México de sacar adelante al Metro, de modernizarlo como nos comprometimos desde el primer día».

En ese sentido, Sheinbaum Pardo aseguró que, al concluir su administración, se entregará un Metro que brinde un mejor servicio a los usuarios sin aumentar el precio del boleto, con la más alta tecnología y más eficiente, del que se tenía en 2018.

En cuanto al presupuesto del STC Metro, la directora general, Florencia Serranía Soto, detalló que como parte del Capítulo 2000 Materiales y Suministros en 2018 se destinaron mil 205.50 millones de pesos (mdp), en 2019 mil 512.50 mdp, y en 2020 fueron mil 910 mdp, lo que significa que en 2020 se destinó 58% más que en 2018.

Sobre la Partida 2961, referente a refacciones, señaló que en 2018 se destinaron 746.6 mdp, en 2019 mil 72.60 mdp, y en 2020 fueron mil 209.50 mdp, un 62% por ciento más que en 2018.

Serranía Soto hizo referencia a algunos indicadores que hablaban del trabajo que han venido haciendo. Detalló que en 2018 se presentaron 35 mil 372 averías, mientras que para 2019 se presentaron 30 mil 544 y en 2020 se registraron 25 mil 415, lo que representó 28% menos averías que en 2018.

«Las mayores mejorías se observaron en los equipos mecánicos, generación de aire, sistema de puertas, mando y control de los trenes, y tracción frenado; también se presentaron menos averías en la generación de energía, equipos de comunicación, pilotaje automático, cajas, señalización y registro», sostuvo la funcionaria.

Habló de la fiabilidad en el servicio, es decir, kilómetros que se recorren antes de sufrir una avería; del número de eventos de retrasos en todas las líneas; de los tiempos de espera en estación, así como de la modernización de escaleras eléctricas y las carpetas de investigación que se abrieron por robo a pasajeros.

Sobre los trabajos que se llevan a cabo para retomar el servicio en las líneas que siguen con afectaciones, la directora del Metro explicó que, a 11 días del incendio, se tiene completada la revisión del funcionamiento de los transformadores 2, 3 y 4 que se encuentran en el edificio siniestrado; la instalación de un puesto central de control de energía emergente fuera del edificio; y la rehabilitación de la conexión de los transformadores hacia el puesto central de control.

Explicó que siguen en proceso la verificación de los sistemas de control y pilotaje automático, mientras que se tiene un avance del 20% en la remoción de escombros y limpieza se ha realizado de manera simultánea a otros trabajos y según lo han permitido los peritajes en el lugar; así como un avance del 90% en la entrada en operación con sistemas de seguridad y control para cada Línea.

“Tenemos un avance del 90 por ciento en los sistemas de seguridad y control para cada Línea, vamos muy bien, vamos en tiempo. Estamos llevando a cabo todas las acciones que tenemos que hacer para llegar el lunes a la reapertura del servicio de Línea 1 y estén seguros todos de que estamos haciendo el máximo esfuerzo para poder lograrlo”, sostuvo.

El Partido Acción Nacional (PAN) en la Ciudad de México presentó una denuncia penal contra la Titular del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Florencia Serranía, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y contra quienes resulten responsables por el incendio ocurrido el pasado fin de semana en el Centro de Control 1.

En la denuncia presentada ante la Fiscalía General de Justicia capitalina, se solicita a la autoridad realizar las diligencias necesarias para esclarecer el incendio ocurrido en el Centro de Control del Sistema de Transporte Colectivo Metro y deslindar las responsabilidades correspondientes.

Asimismo, cuantificar la reparación del daño para la Ciudad de México así como a todas las víctimas de los hechos presuntamente constitutivos de los delitos de homicidio, ejercicio ilegal y abandono del servicio público, uso ilegal de atribuciones y facultades, negación del servicio público y los que resulten.

Para la denuncia, el PAN capitalino presentó videos y notas periodísticas que dan cuenta de las omisiones en que han incurrido la Directora del Metro, por asumir una doble función en el principal sistema de transporte de la capital, así como la Jefa de Gobierno por la decisión de recortar recursos para el mantenimiento del complejo incendiado.

El incendio registrado el pasado 9 de enero en el Centro de Control ubicado en la calle Delicias del Centro Histórico, dejó una persona sin vida, varios heridos y afectaciones en seis líneas del Metro, de las cuales tres han retomado actividades y tres más siguen sin servicio.

El Servicio de Transporte Colectivo ‘Metro’ de la Ciudad de México, confirmó que esta mañana entraron en operación las líneas 4, 5 y 6, luego de cuatro días de suspensión tras el incendio que se registró el sábado en el Centro de Control 1.

El servicio comenzó a las 05:00 horas, con una frecuencia de trenes de entre 7 y 9 minutos. La operación se pudo retomar luego de que ayer se completaran los trabajos de revisión y pruebas, para garantizar la seguridad de los usuarios.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) capitalina recordó que tres líneas: 1,2 y 3, permanecen sin servicio, por lo cual se presta un servicio emergente de transporte terrestre, en las rutas que contemplan dichas líneas.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum, también informó a través de sus redes sociales sobre la entrada en operación de las tres líneas.

El titular de Semovi, Andrés Lajous, indicó que debido a la entrada en operación de las Líneas 4, 5 y 6 del Metro, se están destinando más autobuses de RTP al apoyo de los trayectos de las líneas que siguen sin funciones, con lo que los tiempos de espera se reducirán y se harán más viajes.

Las líneas que retomaron operaciones corren de Santa Anita a Martín Carrera (Línea 4); de Politécnico a Pantitlán (Línea 5) y de El Rosario a Martín Carrera (Línea 6).

En entrevista con Radio Fórmula, Fernando Espino, dirigente sindical del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, indicó que si los trasformadores que se vieron dañados por el incendio no están tan dañados, el servicio en las líneas 1, 2 y 3 del Metro se podría retomar en los próximo días; pero si el daño es mayor, se tendrán que remplazar, quedando sin servicio las tres líneas hasta por un periodo de cinco meses.

El gobierno de la Ciudad de México informó que busca reinicie mañana martes, el servicio en tres de las líneas del Metro que se vieron afectadas, por el incendio el sábado pasado en uno de los centros de control.

«El objetivo es que las líneas 4, 5 y 6 funcionen en 48 horas», explicó este domingo la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, por lo que dichas líneas podrían comenzar a operar este martes, mientras que la reactivación de las líneas 1, 2 y 3, que son las que mayor personas trasladan, «todavía no se tiene fecha exacta».

Recordó que primero se debe llevar a cabo un diagnóstico de los tres transformadores que están en el edificio donde ocurrió el incendio y, además, se debe instalar un centro de control externo para poder energizar todas las líneas.

Sheinbaum explicó que hay tres peritajes que se van a desarrollar para determinar las causas del incendio; fue ayer por la tarde que se pido ingresar a las instalaciones para conocer el estado que guardaban los equipos tras el siniestro. Dijo que «no existe ninguna evidencia» de que el incendio en las instalaciones del Metro haya sido provocado y que las causas serán dadas a conocer una vez que concluyan los peritajes, mientras pidió no adelantar conclusiones ni señalar culpables o responsabilidades.

En su turno, la directora general del STC Metro, Florencia Serranía Soto, explicó que para que ocurra la reactivación del servicio, se tendrán que cumplir, entre otros puntos, la revisión profunda de las subestaciones de energía, la realización de pruebas de energización y de pilotaje automático y pruebas sin pasajeros para garantizar seguridad y ajustes de operación.

«Estimamos que estos trabajos tomarán 48 horas (para líneas 4, 5 y 6) e informaremos sobre los avances. Es factible hacerlo con seguridad a pesar de que no esté en funcionamiento el puesto central de control», dijo Serranía Soto.

Explicó que el Metro habilitará «un puesto provisional de control y pilotaje que nos garantice el sistema de control automático de cada línea».

El incendio que se registró el sábado dejó un muerto y al menos 30 trabajadores intoxicados, además de la suspensión del servicio en las seis líneas. El siniestro provocó que el sistema de transporte suspendiera sus actividades, de manera parcial, tras más 51 años de trabajar de manera ininterrumpida.

El gobierno de Ciudad de México justificó este lunes otorgar el contrato de la modernización de la línea 1 del metro al consorcio de la empresa CRRC Zhuzhou Locomotive, subsidiaria de China Railway, que tiene una historia polémica en el país.

En rueda de prensa, el gobierno capitalino confirmó que pagará 37,374 millones de pesos a CRRC en un plazo de 19 años, un 3.5% por debajo de lo autorizado por el Congreso local de 38,734 millones de pesos.

En cambio, la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) presentó un presupuesto de 54,122 millones de pesos, por lo que desistió, señaló Florencia Serranía, directora del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

«La empresa española, desgraciadamente, no pudo competir porque sus montos fueron muy altos», expresó Serranía.

La explicación del gobierno llega después de que el viernes se diera a conocer que asignó el contrato al consorcio liderado por CRRC, con la participación de la española Coalvi y la francesa Thales, para modernizar la línea 1 del metro de Ciudad de México.

Recordemos que CRRC, que también ha mostrado interés en el Tren Maya, ha protagonizado polémicas con el gobierno federal en el pasado, por la cancelación del tren México-Querétaro durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

En 2014, México revocó la licitación otorgada a China Railway un día antes de revelarse que la entonces esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera, había comprado una mansión a Grupo Higa, contratista del gobierno con participación en la firma Teya, socia local de CRCC.

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), que también ha acompañado las licitaciones del Tren Maya, defendió este lunes la adjudicación del contrato.

«Hemos obtenido dos oferentes, y eso lo puedo decir con absoluto conocimiento, ambos de altísima calidad, cualquier persona que revise las dos ofertas propuestas observará que la calidad de las ofertas realmente son ajustadas a lo que el Metro necesitaba», aseveró Marcelo Pérez, asesor en financiamiento de infraestructura de la UNOPS.

En el plan de modernización, por el que se adjudicó el contrato, se contempla añadir 30 trenes «más grandes y modernos» de 2020 a 2024, rehabilitar las vías y los sistemas eléctricos, y aumentar la frecuencia de 30 a 36 trenes por hora.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, negó que se privatice al aclarar que el contrato es una obra pública financiada.

«La operación del Metro es pública y siempre va a ser pública y lo que estamos haciendo, por ser una obra de muchos recursos económicos, es financiarla como se hace en otros países del mundo, este financiamiento no es con deuda pública, sino es un financiamiento que otorgan los privados», precisó.

Este viernes se informó de la detención de María Maricela «S» y Alan Omar «F», reguladora de línea del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y conductor del convoy que originó el choque de dos trenes el pasado 10 de marzo en la estación Tacubaya de la Línea 1.

Sobre ambas personas había una orden de aprehensión por los delitos de homicidio culposo; lesiones culposas y daños en la propiedad ajena.

Agentes de la Policía de Investigación cumplimentaron las aprehensiones la tarde de ayer, jueves 09 de abril. Maricela fue detenida en la colonia Ignacio Zaragoza, en la alcaldía Venustiano Carranza; mientras que Alan Omar fue detenido en Tlalnepantla, Estado de México.

Se espera que este mismo viernes se lleve a cabo la audiencia inicial en la que un juez de Control de la Ciudad de México calificará la detención y resolverá la situación jurídica de los acusados.

Recordemos que de acuerdo con el peritaje dado a conocer por la Fiscalía capitalina el pasado 31 de marzo, el accidente derivó de una serie de errores humanos y consideró que éste hecho pudo evitarse.

Ulises Lara, vocero de la Fiscalía, explicó que al salir de la estación Tacubaya con rumbo a la estación Observatorio, el conductor del convoy 33 recibió alertas en su tablero de control. Ante esta situación, el sistema de seguridad del tren actuó, bloqueándose en automático.

«De acuerdo con los manuales operativos en el STC, el conductor estaba obligado a aplicar el frenado del convoy, mediante la maniobra de estacionamiento de emergencia en rampa. La reguladora de la línea no instruyó al conductor a realizar esas medidas, que implicaban mantener el convoy detenido de forma segura, sino por el contrario, le instruyó a que avanzara».

Ante la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) informó que de manera escalonada se reducirá el servicio en las taquillas del Metro,

Indicó que en la Red del Metro existen 370 taquillas, área en la que laboran personas mayores de 60 años de edad; con enfermedades crónicas degenerativas y madres a cargo de menores de 12 años, quienes desde el 22 de marzo, de forma gradual han sido enviadas a casa a fin de procurar su salud.

«Actualmente, la subdirección general de Administración y Finanzas del STC lleva a cabo la redistribución del personal para atender los tres turnos de trabajo, bajo los cuales operan las taquillas de las 195 estaciones de la Red del Metro», indicó el organismo en un comunicado.

Señaló que será a partir de este sábado, 4 de abril, que dejarán de operar todas las taquillas en el horario del tercer turno de trabajo, es decir, aquel que va de las 18:30 a las 24:00 horas.

Puntualizó que se mantendrá el servicio durante el primero y segundo turno (de las 5:00 a las 18:30 horas), únicamente en 180 taquillas de las 370. Y aunque las modificaciones serán a partir del sábado, señaló que 32 taquillas ya se encuentran sin operar.

El Sistema de Transporte recordó que existen 312 máquinas de recarga y compra de Tarjetas de Movilidad en las 12 Líneas del Metro.

«Al ser el Metro un sistema neurálgico para la movilidad de la Ciudad, éste no dejará de brindar servicio a los usuarios, por lo que continuará operando en los horarios habituales, bajo las medidas de prevención sanitaria para enfrentar la contingencia», remató.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México presentó este martes las conclusiones de los dictámenes periciales realizados con motivo del choque de dos trenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro, ocurrido el pasado 10 de marzo en la estación Tacubaya.

En conferencia de prensa, el vocero de la Fiscalía informó que se determinó que el accidente fue el resultado de omisiones de operación, incurridas por el conductor y la reguladora en los procedimientos de seguridad correspondientes.

Señaló que el peritaje realizado por la Fiscalía, en el que participaron 12 especialidades, coincide con el presentado por la empresa alemana TÜVRheinland, la cual se contrató para elaborar un dictamen de manera independiente.

Indicaron que el peritaje se realizó a partir de los análisis a la caja negra, radio Tetra, telefonía fija, videos y documentos técnicos.

Ulises Lara compartió una cronología de lo que sucedió al momento del accidente.

Detalló que al salir de la estación Tacubaya con rumbo a la estación Observatorio, el conductor del convoy 33 recibió alertas en su tablero de control. Ante esta situación, el sistema de seguridad del tren actuó, bloqueándose en automático.

Dijo que de acuerdo con los manuales operativos en el STC, el conductor estaba obligado a aplicar el frenado del convoy, mediante la maniobra de estacionamiento de emergencia en rampa. Sin embargo, la reguladora de la línea no instruyó al conductor a realizar esas medidas, que implicaban mantener el convoy detenido de forma segura, sino por el contrario, le instruyó a que avanzara.

«El conductor cambió el modo de pilotaje automático a manual limitado, con la autorización de la reguladora del Puesto Central de Control. Cabe señalar que en este modo de conducción no se cuenta con ningún dispositivo de seguridad del tren».

Señaló que a partir de ese momento y durante ocho minutos, en el video se observa a diferentes personas que entraron y salieron de la cabina del conductor, cuando los manuales señalan que para ese momento debería ponerse en frenado manual y con calzas en cada vagón y desalojar el tren.

De acuerdo al registro de la caja negra, las diferentes maniobras provocaron que se perdiera la presión del aire del sistema de frenado.

De acuerdo a los protocolos, durante dicho tiempo el Puesto Central de Control nuevamente debió ordenar que se aplicara el freno de estacionamiento de cada vagón, desalojar el tren, así como prevenir a tiempo al operador del convoy 38, que se encontraba en la estación Tacubaya, lo cual se informó, no ocurrió.

«El hecho pudo evitarse si el conductor del tren 33 y la reguladora hubieran actuado conforme a los manuales técnicos operativos del STC, mismos que conocían y para los cuales fueron capacitados».

Basados en las conclusiones del peritaje, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México anunció que integra la carpeta de investigación correspondiente, en las hipótesis de homicidio culposo y lesiones para que en su momento se ejerza acción penal.

Se añadió que el tren 33 recibió su último mantenimiento el pasado 09 de marzo de este año y funcionaba correctamente.

El peritaje también corroboró que las instalaciones del Sistema de Transporte Colectivo cuentan con las medidas de seguridad requeridas para la operación y funcionamiento, en particular en el tramo que comprende la estación Tacubaya-Observatorio.

«El Metro continúa siendo un medio de transporte eficiente y seguro, tanto para los usuarios como para su personal», indicaron las autoridades.

Derivado de las medidas aplicadas por el gobierno de la Ciudad de México para evitar la propagación del virus Covid-19 en la red de transporte público, la Secretaría de Movilidad informó que la afluencia ha bajado hasta en un 45%.

Detalló que entre el  miércoles 4 de marzo de 2020 y el 25 del mismo mes, se ha registrado una baja general en la afluencia de personas usuarias de los distintos transportes:

  • Sistema de Transporte Colectivo Metro: reducción del 28%
  • Metrobús: reducción del 14%
  • Red de Transporte de Pasajeros (RTP): reducción del 64%
  • Tren Ligero: reducción del 70%
  • Trolebús: reducción del 47.38%
  • Sistema de Bicicletas Compartidas ECOBICI: reducción del 51%

En ese sentido, la la Red de Movilidad Integrada (MI) hizo un llamado a las personas usuarias a seguir la indicación más importante: evitar contagiar y ser contagiado, así como reducir al máximo el número de viajes durante el tiempo de la contingencia.

Sobre las medidas de salud, el Sistema de Transporte Colectivo exhorta a los usuarios a que durante su viaje por las 12 Líneas, mantengan las diferentes acciones de higiene indicadas en este transporte para prevenir posibles contagios debido a la contingencia sanitaria  por el  Covid-19.
El Metro CDMX recomendó usar gel antibacterial y/o con base en alcohol antes y después de sujetarse de pasamanos de vagones y escaleras; al estornudar, cubrirse con el ángulo interno del brazo y evitar tocarse la cara, nariz, ojos y boca; solo en caso de padecer gripa o tos, utilizar cubrebocas. Al comprar o recargar boletos y tarjetas, es importante desinfectarse las manos antes y después de esta acción.

A partir de este martes, las 195 estaciones de la Red del Sistema de Transporte Colectivo, Metro, operan con normalidad, tras reanudar la circulación de los trenes en las estaciones Observatorio, Tacubaya y Juanacatlán de la Línea 1; así como en Terminal Aérea, Hangares y Pantitlán de la Línea 5.

El organismo informó que el servicio en las estaciones Observatorio, Tacubaya y Juanacatlán de la Línea 1 se habilitó luego de los trabajos realizados para retirar los trenes que se impactaron la noche del martes 10 de marzo en la estación Tacubaya.

Detalló que tras la conclusión de los trabajos, desde las primeras horas de ayer se llevaron a cabo acciones de topografía y nivelación, así como pruebas de tren para certificar la circulación de los trenes.
Por otra parte, se reanudaron operaciones en Terminal Aérea, Hangares y Pantitlán de la Línea 5, tras concluir los trabajos por parte de La Comisión Nacional de Hidrocarburos, Pemex y la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos de Protección Civil de la Ciudad de México, luego de que la tarde del domingo 1 de marzo se reportara una fuga al exterior del Metro, en una gasolinera, ubicada sobre Av. Fuerza Aérea en la Alcaldía Venustiano Carranza.
Tanto personal del Metro, de Protección Civil CDMX y Pemex realizaron las pruebas necesarias para descartar cualquier riesgo que pudiera existir.

La noche de ayer, cerca de la media noche, dos trenes del Metro de la Ciudad de México impactaron en la estación Tacubaya de la Línea 1, debido al deslizamiento de uno de ellos, el cual se dirigía a la estación Observatorio, así lo informaron las autoridades capitalinas.

Según el reporte oficial, 41 personas resultaron heridas, entre ellos los dos conductores de los trenes. Adicional, una persona perdió la vida.

Se detalló que de las 41 personas heridas, 16 requirieron el traslado a una unidad hospitalaria, de las cuales 11 fueron trasladadas a Clínica Durango, dos al hospital Magdalena de las Salinas y tres más a la Cruz Roja de Polanco, Clínica Nápoles y al Hospital Roma.

Hasta el lugar se trasladó la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien indicó que se inició una investigación pericial para conocer las causas del deslizamiento, la cual correrá a cargo de una certificadora internacional y la Fiscalía capitalina. 

Señaló que a partir del informe de las cajas negras y del análisis de sitio, se podrá conocer la información de las causas del incidente. Adicional informó que se entró en contacto con los familiares de las víctimas para «darles todo el apoyo que requieran».

Por su parte el líder de los trabajadores del Sindicato del Metro, Fernando Espino, explicó que el deslizamiento del tren se generó cuando se realizaba una maniobra para alistar el servicio de este miércoles. Dijo que el tren se quedó sin control de mando y se deslizó por la pendiente alcanzando una velocidad de 70 kilómetros por hora.

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, respondió a través de un comunicado, a las diversas quejas de usuarios que se han presentado en los módulos de tarjetas recargables (con personal de apoyo en el periodo de transición), donde se solicita el reembolso de saldo, pues sus plásticos no fueron reconocidos por el lector del torniquete.

Se indicó que personal del Metro, tras realizar la verificación, detectaron que se trata de tarjetas antiguas, recubiertas con la imagen de la nueva Tarjeta de Movilidad Integrada «#MiTarjeta».

Se informó que las tarjetas con saldo ilícito, se adquirieron y/o recargaron de forma ilegal y al momento de presentarlas en el sensor, son rechazadas con la leyenda “Saldo inválido o “Tarjeta no autorizada.

Aclaró que, en caso de ser una tarjeta lícita que haya sido recargada en un lugar no autorizado, el saldo será anulado y no podrá ser recuperado. El Metro indicó que el plástico podrá usarse sólo si se recarga en las taquillas o máquinas expendedoras autorizadas.

Del 21 de enero al 1 de febrero, se han rechazado más de 23 mil tarjetas con saldo ilícito en las 195 estaciones de la red.

«Del 21 de octubre al 1 de febrero, la Gerencia de Atención al Usuario del Metro CDMX tiene registro de 906 tarjetas de Movilidad Integrada que fueron llevadas por usuarios a los módulos de Tarjeta Recargable para solicitar reposición de saldo, sin embargo, en la verificación de los plásticos se detectó que fueron intervenidos con recargadas de saldo ilícito, por lo que éste se invalidó al pasar por los torniquetes», señaló el organismo.
Finalmente, el Metro hizo un llamado a los usuarios a adquirir y recargar la tarjeta de Movilidad Integrada, únicamente en taquillas y máquinas expendedoras del STC o bien, en los transportes que conforman la Red de Movilidad Integrada, «hacerlo evitará que sean víctimas de fraude».