Tag

VENTA

Browsing

Primero se iba a vender el avión presidencial. Como nadie lo quiso comprar al precio que pedía el gobierno mexicano, el presidente salió con la ingeniosa idea de rifarlo. Como esa ingeniosa idea se topó con la realidad, el presidente decidió una nueva maroma: se rifa dinero en efectivo y lo único que implica al avión presidencial es la foto en el billete de la lotería.

Igual podría decir el presidente que va a rifar las Pirámides de Teotihuacán o incluso la Torre Eiffel. Lo único que tiene que hacer es poner la imagen de cualquiera de estas maravillas en el billete y ofrecer los mismos millones en efectivo. Es más, bajo la misma lógica podría rifar la Gran Muralla China; los (desaparecidos) Jardines Colgantes de Babilonia o la (también desaparecida) Biblioteca de Alejandría.

Por quinientos pesos que cuesta el cachito, los cien ganadores se pueden llevar 20 millones de pesos cada uno. Nada mal, dirían algunos. Aunque al venderse 6 millones de ‘cachitos’, la probabilidad de ser uno de los cien ganadores se diluye al grado que es mejor entrarle al Melate, que cuesta 15 pesos por boleto.

Ahora, si hasta este momento las maromas de la rifa del avión son absurdas, aún hay más. El presidente recibió el lunes en ese show matutino que da en Palacio Nacional un cheque del Fiscal General de la República por 2 mil millones de pesos de dinero que dicen fue decomisado a delincuentes de cuello blanco que desviaron dinero del INFONAVIT. Con esos 2 mil millones de pesos dice el presidente que se van a pagar los cien premios de 20 millones de pesos de la rifa del ‘avión’ que será sorteado el 15 de septiembre. ¿Por qué se mezcla el dinero que recuperó la Fiscalía con el de la rifa del billete que tiene una foto del avión presidencial pero en el que se rifará dinero en efectivo? Es una maroma. Una maroma que no toma en cuenta que al tratarse de dinero que proviene de prestaciones laborales, son inembargables y por lo tanto no aplica la Ley de Exrinción de dominio. Es ilegal que cualquier institución que no sea el INFONAVIT disponga de esos recursos. Pero aún así el presidente ya los comprometió para pagar los premios de su rifa.

Y aún hay más. A pesar de que ningún sorteo de la Lotería Nacional logra vender ni 500 mil boletos, el presidente anticipa que se van a vender los 6 millones de cachitos y que con ello va a recibir 3 mil millones de pesos. Parte de este dinero será para pagar equipo médico. ¿Por qué no utiliza el dinero de la FGR que recibió el lunes para, de una vez y no hasta la lotería de septiembre, comprar el equipo médico? Es una respuesta que solo conoce el presidente López Obrador.

Para sumarle a todas estas maromas, el presidente quiere acudir a los bolsillos salvadores de la clase empresarial. Cien empresarios están convocados el día de hoy a cenar a las 7pm en Palacio Nacional para que el presidente les de 40 mil cachitos de la rifa a cada uno para que ellos los coloquen entre sus empleados o se los queden como una acción solidaria para resolver las necesidades médicas y la rifa del avión presidencial.

Columna completa en El Universal

El Gobierno de México informó esta mañana que logró acabar con el sistema de intermediarios en el sistema de salud que generaba se elevaran los costos y se concentrarán en pocas empresas el abasto de medicinas.

Al presentar el informe El Pulso de la Salud, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que se decidió romper la forma en que se operaba la compra y el abasto tanto de material esencial médico como de medicinas.

“Ahora compramos a fabricantes y laboratorios con registro sanitario, sin intermediarios ni condicionamientos comerciales, con licitaciones abiertas a proveedores nacionales e internacionales y se tiene un nuevo compendio nacional de insumos para la salud para todo el sector», explicó López-Gatell.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el subsecretario también explicó que se mantienen las visitas a los institutos nacionales de salud y aprovecho para puntualizar que no hubo recortes presupuestales a los institutos.

Tal fue el caso de el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN), del que dijo: “teníamos antecedentes de quejas por parte del personal médico y enfermería por falta de insumos y esto motivó una visita de supervisión, de inspección pública. Esto detonó una visita de autoridades en la que los trabajadores expresaron las deficiencias en material de curación esenciales para la atención médica y quirúrgica».

Sobre el tema, López Obrador indicó que el plan que consiste en mejorar la calidad de salud del sector público para cumplir con el artículo 4 y garantizar el derecho a la salud del pueblo de México.

Dijo que recibió un sistema de salud “tirado», pero su gobierno busca levantarlo con cuatro acciones: resolver el desabasto de medicinas, atender la falta de médicos y especialistas; combatir la corrupción que impactó en la construcción de infraestructura de salud, y basificar a los trabajadores de salud.

“Como otros planes tiene oposición, tiene resistencias por los grupos de interés creados. El objetivo es que el primero de salud de este año va a haber un programa de salud distinto y gratuito. Nada de cobrar por la atención médica o los medicamentos», refirió el mandatario.

En ese sentido, López-Gatell añadió que las deficiencias que se han registrado en el sector “no es por falta de presupuesto. El dinero existe y está asignado. No es por falta o indisposición del gobierno de que tengan los insumos dado que tienen contratos con entidades intermediarias de la provisión de los insumos”, puntualizó.

En cuanto a la compra de medicamentos, el subsecretario indicó que en el gobierno anterior las adquisiciones se concentraban en cuatro proveedores y adquirían medicamentos distintos para padecimientos iguales.

Informó que de 2013 a 2018 el IMSS, que era la institución que realizaba el proceso de compras, realizó un acumulado de 257 mil 188 millones de pesos para la compra de insumos, la cual se concentró en dos empresas: Dimesa-PISA y Fármacos Especializados.

Pese a que el  presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se empeña en decir que las condiciones económicas en el país son buenas, diferentes datos muestran lo contrario; ahora fue el reporte sobre ventas al público en el mercado interno, producción y exportaciones de automóviles correspondientes al mes de enero.

Esta mañana, el INEGI dio conocer los registros administrativos de la Industria Automotriz de vehículos ligeros que se desarrolla en el país,  provenientes de 21 empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, A.C. (AMIA), Mitsubishi Motors y Giant Motors Latinoamérica.

Del reporte, se desprende que la venta total de vehículos ligeros nuevos durante enero 2020 fue de 104,832 unidades, lo que representa una caída del 6.0% respecto al mismo periodo de 2019.

Adicional, durante enero, se produjeron 320,495 automóviles, que significa una caída del 4% en su comparación anual. Se trata de la primera caída que presenta la industria para un mes similar en 11 años.

 

Integrantes del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentaron una iniciativa para facultar al Gobierno Federal a vender mediante sorteo bienes muebles de propiedad federal.

La propuesta plantea reformar el artículo 132 de la Ley General de Bienes Nacionales, y los artículos 31 y 38 de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público.

El documento fue presentado en tribuna por el diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, y está suscrito por diversos legisladores de Morena, entre ellos su coordinador, Mario Delgado.

“Se trata de una iniciativa que añade el sorteo como un mecanismo para la enajenación de bienes que, por sus características, o por las condiciones de mercado, no han podido ser vendidos”, apuntó Bonifaz Moedano.

“Comprar un avión para los viajes presidenciales y sus colaboradores fue un exceso. No podemos hoy continuar avalando la opulencia ente una realidad con pobreza extrema y en grandes cantidades. No permitiremos que mientras el pueblo se degrada y se sume en hoyos de vida sin expectativa se tenga un avión con comodidades excesiva y fastuosas», dijo el legislador al lamentar que se haya comprado una aeronave de dichas características.

En la iniciativa, los legisladores indicaron que en la actualidad existe una gran dificultad para que la Federación enajene los bienes que han ingresado a su patrimonio y que por sus características especiales o condiciones generales no son susceptibles de ser aprovechados o utilizados por las dependencias y entidades de la administración pública federal.

Además, abundaron, los bienes que se transfieren al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado para su enajenación se caracterizan por tener una diferente problemática jurídica y diversa naturaleza, situación que obliga a la utilización de diversas formas y procedimientos jurídicos para transmitir la propiedad de éstos.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación y Población para su dictaminación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que mañana viernes dará a conocer las alternativas para la venta del avión presidencial, ya sea mediante una venta directa o la polémica rifa.

Al señalar que es el primer llamado para disponer de ese bien que se traduzca en la compra de equipos médicos para los hospitales y unidades médicas del país, el mandatario expuso que “mañana primera llamada, estamos muy avanzados todavía en la posibilidad de venderlo porque hay ofertas y también ya tenemos preparado lo de la rifa, hemos resuelto algunos asuntos que nos preocupaban”.

Planteó que en la rifa venderían los boletos como serie, para que sean 100 personas las que puedan ganarse la aeronave, con lo cual se elimina la creación de un fideicomiso que ayudaría a la administración de los recursos, si hubiera un solo ganador.

“En vez de uno, sean 100 los premiados y entonces se distribuye el costo del avión, se echan a perder, es mucha la tentación; 100 con 25 millones de pesos a cada uno, esto es mejor, manejable, no habría necesidad del fideicomiso, administrarles el dinero, se entrega el monto”, explicó el mandatario.

Añadió que otra alternativa será expuesta a los empresarios con quienes se reunirá la semana entrante para que colaboren en la rifa.

“Tenemos eso bastante avanzado, y ya tenemos una convocatoria para empresarios que van a recibir información, les vamos a dar toda la información con el propósito que nos ayuden a comprar una cantidad para sus trabajadores, para lo que ellos consideren conveniente, esta reunión sería la semana próxima, hay mucho interés en participar sería resolver un problema, el dinero que se obtenga será para equipos en los hospitales”, añadió.

López Obrador indicó que “si se rifa, en lo que se vende, se les podría pagar, podría mantenerse un año en la Fuerza Aérea, ya se han hecho las cuentas, incluido gasto de mantenimiento, combustible, estacionamiento, ya hay quien quiera rentarlo un año y es un estimado de 200 millones de pesos”, finalizó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que esta semana se definirá qué mecanismo de venta se utilizará en cuanto al avión presidencial, y afirmó que es muy probable que se proceda a la rifa.

Durante su conferencia matutina, y previo a la interpretación de piezas oaxaqueñas por parte de los músicos que recibirán instrumentos, el Presidente señaló que se siguen analizando las opciones.

Señaló que los recursos que se obtengan serán destinados a equipar centros de salud a lo largo del territorio nacional.

Ante las críticas que han surgido, López Obrador dijo que quien se lo saque no debe de preocuparse por dónde lo va a estacionar, porque “ahí van a estar los aeropuertos de la Fuerza Aérea Mexicana”.

Recordemos que la semana pasada, indicó que el ganador tendrá derecho a un año de servicio, además de que podrá estacionar la aeronave en Santa Lucía o en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Serán 6 millones de cachitos los que se venderán para la rifa del avión, de los cuales, 4 millones se planean vender entre diferentes empresas, y solo 2 millones se pondrán a la venta a través de la Lotería Nacional.

Cada cachito tendrá un costo de 500 pesos, por lo que se podrían obtener 3 mil millones de pesos, 500 millones por encima del avalúo.

El presidente Andrés Manuel López (AMLO) indicó que hasta el momento no se tiene detectado en México ningún caso del coronavirus en el país, virus que surgió en Wuhan, China; sin embargo reconoció que sí está afectando los mercados.

Durante su conferencia matutina el mandatario aseveró que el virus está impactando las bolsas de valores; sin embargo, aseguró que el peso, se mantiene fuerte.

Al afirmar que se le está dando seguimiento al tema, por lo que no debe haber alarma, indicó que el virus ha inquietado a las monedas del mundo, «está generando cierta inquietud, cierta incertidumbre, no tanta en México. Nuestro peso está resistiendo, no tenemos problema», afirmó el presidente.

Y es que ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al coronavirus como una emergencia de salud pública de preocupación internacional; hasta el momento tiene registro de 171 muertes y más de ocho mil contagiados.

Durante su conferencia, el mandatario dio a conocer que se venderán las propiedades que el gobierno tiene en el extranjero “para devolverle al pueblo esos recursos».

“Acerca de las propiedades va hacer una revisión la Secretaría de Hacienda. Ya tiene la relación de todos los bienes que se tienen tanto en México como en el extranjero. Para devolverle al pueblo esos recursos en obras, servicios, en mejorar la calidad educativa, en mejorar los sistemas de salud y bienestar», expuso.

Señaló que la venta de oficinas mexicanas en el extranjero comenzó con el cierre de representaciones del programa turístico Pro México, que promovía al país en diversas ciudades del mundo.

“Ya hemos avanzado bastante, por ejemplo, cuando llegamos había 51 oficinas de Pro México, de lujo, en distintas partes del mundo. Ya se eliminaron esas oficinas y así estamos haciendo ahorros importantes», refirió.

De acuerdo a la más reciente de El Financiero, la mayoría de los mexicanos están en desacuerdo con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de rifar el avión presidencial al no venderse en Estados Unidos.

El 86% de los consultados indicaron que están enterado de la propuesta de la rifa, que consiste en vender 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional, con un precio de $500 pesos cada uno.

Al preguntar si estaban de acuerdo con la propuesta del presidente, el 36% de los consultados respaldaron la rifa, aunque el 58% está en desacuerdo con esta alternativa.

18% de los encuestados aseguró que sí le interesaría comprar un cachito para la rifa del avión presidencial, mientras que 82% dijo que no tiene interés en ello. Un mismo 18% afirmó que le gustaría mucho ganarse el avión presidencial en la rifa, contra 72% que no le gustaría ganárselo.

Y aunque el 19% de los encuestados opina que podría traer beneficios el ganarse el avión presidencial, el 77% cree que llevarse el premio traería más problemas que beneficios.

Otro tema que se consultó, fue si AMLO debe mantener su postura no de usar el avión ahora que no ha sido posible venderlo. 58% indicó que el mandatario sí debería utilizar el avión presidencial, mientras que 39% opina que es mejor que el Presidente no utilice la aeronave.

Sobre las razones por las que no se ha vendido el avión, el 37% de los encuestados afirmó que el gobierno no lo ha sabido vender; el 32% considera que está muy caro; el 17% cree que es muy poco útil, y el 6% manifestó la creencia de que el avión está maldito.

Al presentar las cinco opciones que hay para el destino final del avión presidencial TP-01 ‘José María Morelos’, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que la venta de la aeronave no se ha concretado “porque no son tamales de chipilín»

«Estoy seguro que la gente nos va a ayudar, los empresarios nos van a ayudar a resolver este asunto. Hay legisladores que nos cuestionan que no se haya vendido el avión; «no son tamales de chipilín», expresó en su conferencia de prensa.

Sin embargo, entre las opciones que se están considerando para poder concretar la venta de la aeronave, que regresará a México luego de que no lograra ser vendido en Estados Unido, está una rifa con seis millones de «cachitos» (boletos) de la Lotería Nacional que costarían 500 pesos cada uno.

«A ver, lo explico, estamos hablando de opciones, la gente va a decidir qué es lo mejor, a ver qué resulta. Se le daría el que ganara el avión, incluido el servicio de cooperación de dos años, o un año», expuso.

Precisó que se tienen que definir algunas reglas como condición,“aun cuando alguien se saque el avión, sería muy lamentable que lo malbaratara, no podría venderlo por debajo del avalúo de la ONU, indicó el presidente.

Asimismo, se contemplan otras cuatro opciones para sacar la aeronave, tales como la venta a un comprador; el intercambio con el Gobierno de Estados Unidos por equipo médico equivalente a 130 mdd; la venta a empresas en 12 partes, así como la renta del avión por hora.

A unos días de que se anunció el regreso del avión presidencial a territorio mexicano, el jefe del Ejecutivo federal aseguró que ya empezaron a llegar propuestas y que ya hay algunas ideas de qué hacer con el TP-01 ‘José María Morelos’.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó esta mañana que tras meses de exhibición en Estados Unidos, el avión presidencial regresará al país, y anunció que será la Fuerza Aérea Mexicana quien resguardará la aeronave para su exhibición y venta junto a aeronaves adquiridas en las pasadas administraciones con la finalidad de transportar servidores públicos.

“Se tomó la decisión de vender los aviones, los helicópteros que se utilizaban para transportar a funcionarios del más alto nivel; aviones de lujo que nada tienen que ver con la realidad de pobreza que existe en nuestro país. Había dos mundos: el mundo del pueblo y el mundo de los gobernantes. Dos esferas distintas. Mientras la gente no tiene ni para lo más indispensable, para lo básico, los funcionarios con dinero del pueblo se sentían reyes”, expresó Lóepz Obrador.

AMLO reconoció que es un proceso complejo el de la venta de los aviones, y reiteró que en todo el proceso que ya se inició se ha contado con el apoyo de la Oficina de Transparencia de la ONU para que no se rematen los aviones a precios bajos, sino que sea a partir de avalúos y que se lleve a cabo un seguimiento transparente.

Los diputados de Morena, Luis Fernando Salazar Fernández e Hirepan Maya Martínez, presentaron una nueva iniciativa que busca regular el consumo lúdico de la mariguana en México y establecer impuestos a su compra y venta.

En conferencia de prensa, Salazar Fernández expuso que se propone modificar la Ley General de Salud, el Código Penal Federal y la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, a fin de regular el mercado.

Destacó que el objetivo principal es que el Estado reciba ingresos de los impuestos que se establecerían a la compra y venta de marihuana y productos derivados.

Del mismo modo, abonaría a la no criminalización de los consumidores, a evitar su venta de forma ilícita y desincentivaría el consumo en la población más joven a partir del factor precio.

También se plantea modificar la Ley de los Impuestos Generales a Importaciones y Exportaciones para modificar las fracciones arancelarias que mantienen prohibida la entrada y la salida de cannabis al país.

El diputado expuso que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público estima que, derivado del cobro de impuesto de la venta de marihuana y sus productos, recaudaría alrededor de 18 mil millones de pesos anuales.

“Este dinero puede destinarse a programas de prevención y educación; a nuestro sistema de salud; a prevenir riesgos y daños; y al desarrollo económico de las comunidades azotadas por el crimen organizado”, apuntó.

Se desarrollaría una industria nueva, que contaría con la supervisión del Estado y permitiría generar empleos y oportunidades en un nuevo mercado productivo.

Indicó que también se busca liberar a las pequeñas comunidades indígenas y los campesinos que están sometidos bajo el yugo del crimen organizado, pues dijo que en muchos casos son perseguidos por la justicia de manera injusta.

Salazar Fernández añadió que esta reforma también busca implementar sanciones más graves o altas a quienes vendan mariguana a menores de edad.

El legislador aclaró que esta iniciativa es complementaria de la propuesta del coordinador de su bancada, Mario Delgado; aunque dijo, la del líder parlamentario establece un impuesto muy elevado.

“Hay que cuidar el mercado en un sentido. Si tú aplicas impuestos muy elevados a un producto de mariguana te puede ocurrir como en el estado de Washington, Estados Unidos, que aplicaron impuestos tan elevados que la gente sigue consumiendo en el mercado negro”.

Mientras los campesinos reciben ayuda económica a través de Segalmex, que les compra sus productos a precios de garantía; los adultos mayores reciben su cheque mensual; los jóvenes que ni estudian ni trabajan reciben tres mil 600 pesos… por mencionar solo tres de los programas del gobierno actual, las afectaciones a las mujeres trabajadoras se siguen sumando.

Primero vino el anuncio de la cancelación de los refugios a mujeres víctimas de violencia, que afortunadamente no prosperó, por la serie de reclamos de que esto era una barbaridad. Después vino la cancelación del programa de estancias infantiles, del cual son beneficiarias más de 300 mil mujeres que acuden para que sus hijos estén cuidados mientras ellas trabajan. Y ahora, en el nuevo paquete económico 2020, se incluye una iniciativa para modificar la Ley de Impuesto sobre la Renta, en donde se busca gravar con impuesto a personas físicas dedicadas a la venta por catálogo.

Este impuesto va a afectar primero que nadie, a mujeres, ya que arriba del 90 por ciento de quienes venden productos por catálogo son mujeres que son el sustento de su casa. O no tienen trabajo y ganan a través de estas comisiones que reciben por vender distintos productos como maquillaje, zapatos, suplementos alimenticios, electrodomésticos, etc. O que tienen un trabajo y mediante estas ventas complementan un ingreso para cubrir las
necesidades de sus familias.

Sea cual sea su situación, el trabajo es honesto.

Pero ahora, con el gobierno sufriendo la baja recaudación de ISR e IVA por el frenón que provocaron en la economía y con la necesidad de cumplir con la promesa que hizo el presidente desde campaña de que no habrá alza a los impuestos en los primeros tres años de gobierno, la novedad es querer inventar nuevas formas de recaudar más de quienes ya son causantes del fisco. Solo así podrán siquiera pensar en cumplir sus metas.

Así, el secretario de Hacienda llegó la semana pasada a la Cámara de Diputados, en donde  se encontró a un grupo de mujeres pidiéndole que no se aplique este nuevo impuesto a la venta por catálogo. Herrera respondió que no se trata de un nuevo impuesto porque es el mismo que se aplica ya en otros establecimientos como restaurantes o librerías, en donde el consumidor paga a la hora de hacer el consumo vía el IVA.

Pero el asunto no es tan sencillo. Cuando uno llega a un restaurante o a una librería paga un impuesto al consumo. Pero a las mujeres que llegan a empresas como Avon, zapatos Andrea etc., a donde llegan a comprar para revender, se les quiere cobrar como si fuera consumo. Los números que dieron a conocer ante la Cámara de Diputados las mujeres que recibieron al secretario de Hacienda es que ellas en promedio compran al mes 3 mil pesos de mercancía. De ahí, al ir puerta por puerta para vender a amigos, conocidos o familiares, acaban recuperando lo invertido más 750 pesos al mes, en promedio, cuando venden todo.

La nueva ley que se está discutiendo en el legislativo dice que de esos tres mil pesos, la empresa de venta de catálogo les va a retener el 20 por ciento a las mujeres, después de darlas de alta, para así cobrarles el ISR mensual, vendan o no su mercancía. Esto será así aun si en ese mes las mujeres no vendieron el total de esa mercancía que compraron.

 

Columna completa en El Universal

La cadena de tiendas de autorservicio, Walmart, anunció este martes que dejará de vender municiones para pistolas y algunos rifles de estilo militar, al calificar de «inaceptable» la situación del control de armas en Estados Unidos.

La medida se produjo un mes después del tiroteo una de sus sucursales en El Paso, Texas, que dejara sin vida a 22 muertos, entre ellos ocho mexicanos.

El presidente ejecutivo de la compañía, Doug McMillon, hizo un llamado al Congreso y La Casa Blanca para que aprueben medidas de «sentido común», incluyendo verificaciones de antecedentes más estrictas para la compra de armas.

«Como hemos visto antes, estos eventos horribles ocurren y luego la atención se desvanece. No debemos permitir que eso suceda», dijo McMillon en un comunicado. «El Congreso y la administración deberían actuar».

Walmart espera que la medida reduzca su participación en el mercado de balas de cerca de 20% a un rango entre 6% y 9%. Aclaró que la compañía seguirá vendiendo rifles y escopetas para caza y buena parte de las municiones que utilizan estas armas, con el fin de que sus tiendas estén «aún más enfocadas en las necesidades de los entusiastas de la caza y el tiro deportivo».

Walmart ya ha restringido en el pasado el acceso a algunas armas en sus tiendas, incluyendo una decisión de 1993 de cancelar las ventas de armas cortas en todos los estados menos en Alaska. En 2015 dejó de vender armas semiautomáticas del tipo utilizado en tiroteos masivos.

El martes, Walmart anunció que también dejará de vender armas cortas en Alaska. No obstante, la cadena ha resistido los pedidos para detener por completo la venta de armas.

WordPress Lightbox Plugin