El Gobierno de la Ciudad de México solicitará un peritaje internacional para conocer las causas del accidente en la línea 12 del Metro, que al momento ha dejado 23 muertos y más de 70 heridos.

«Informamos también de que la Fiscalía General de Justicia debe llevar a cabo un peritaje que inició en la noche de ayer, pero además estamos buscando una empresa internacional con certificado tanto en Metro como en asuntos estructurales para que haga un peritaje técnico externo y poder llegar a las causas de este lamentable incidente», dijo la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Al intervenir en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Sheinbaum explicó que hasta el momento la cifra es de 23 muertos y 79 hospitalizados. De los 23 fallecidos, dos perdieron la vida en hospitales.

Detalló que cuatro de los fallecidos todavía siguen dentro del tren desplomado por las dificultades de rescatar los cadáveres. De entre los hospitalizados, hay 19 mujeres y 60 hombres. Tres son menores de edad y tres adultos mayores.

Ante la suspensión del servicio en la línea 12, explicó que 490 autobuses trabajan en la zona para ofrecer movilidad a los usuarios.

«Mi posición es que debemos llegar a la verdad de las causas de este lamentable incidente y que para ello necesitamos expertos tanto de la Fiscalía General de Justicia como de una entidad externa e imparcial que haga el peritaje y todos los estudios», subrayó la mandataria local al defender la necesidad e importancia de realizar los peritajes.

La línea 12 ha estado rodeada de polémica desde su inicio. Se finalizó el 30 de octubre de 2012, cuando el actual canciller mexicano, Marcelo Ebrard, era el Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. Sin embargo se clausuró en marzo de 2014 por diversas fallas y se reabrió de manera escalonada en octubre de 2015.

Al estar presente en la conferencia de prensa matutina, el canciller fue cuestionado por la prensa sobre el accidente y se refirió a lo sucedido como un incidente «terrible» y se solidarizó con las víctimas.

“Yo comparto la indignación que hay, celebro la posición que tiene la jefa de Gobierno, que es esencialmente esclarecer qué ocurrió y segundo cuando esclareces qué ocurrió con pruebas, con elementos, pues establecer qué responsabilidades hay, de quiénes tengan responsabilidad y que se actué en consecuencia, no importa quién sea”, subrayó.

Recordó que la obra fue «entregada» definitivamente en julio de 2013, tras una «revisión» de siete meses; y ante los señalamientos que apuntan hacia él como responsable de la obra, dijo que .cuando se actúa con integridad «no debe temer a nada, el que nada debe, nada teme. Pero yo estoy sujeto, como todos, pero más como un alto funcionario y como quien promovió la construcción de la línea, estoy sujeto a lo que determinen las autoridades”.

Por su parte el presidente López Obrador aseguró que se investigará «a fondo» el accidente, sin importar qué autoridad o exautoridades estén relacionadas.

«Se va a hacer una investigación a fondo, sin miramientos de ninguna índole, buscando conocer la verdad, qué fue realmente lo que sucedió»; indicó que no se va a ocultar nada, pues el «pueblo de México tiene que conocer toda la verdad».

Dijo respaldar la postura del gobierno de la Ciudad de México; adelantó que todos los días se va a estar informando sobre el asunto. Hoy, a las 11 am se ofrecerá una conferencia de prensa para actualizar la información.

López Obrador indicó que a partir de los dos peritajes se va a establecer «la responsabilidad», y pidió no «caer en el terreno de la especulación».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario