Tag

AIFA

Browsing

El presidente de Chile, Gabriel Boric, llegó la noche de ayer a México, para cumplir con una visita de tres días, donde se contempla para hoy una reunión con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en Palacio Nacional.

Desde su arribo a nuestro país llamó la atención, pues la llegada del mandatario chileno tuvo lugar en el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), inaugurado apenas el pasado 21 de marzo y una de las megaobras de infraestructura impulsadas por López Obrador.

El avión de Boric aterrizó en al AIFA pese a que dicha terminal aérea no cuenta con rutas internacionales a Chile.

El encargado de recibir al mandatario fue el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Maximiliano Reyes Zúñiga.

«Estamos muy contentos de estar en territorio mexicano y de poder realizar esta gira oficial con nuestra embajadora Beatriz Sánchez; el ministro de Economía, Nicolás Garu y la Ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola», dijo Boric al bajar del avión de la Fuerza Aérea Chilena.

Además, compartió que viaja con una delegación de parlamentarios y con una comitiva de empresarios chilenos «venimos a profundizar la integración de Chile con México».

La agenda oficial de Boric comienza este miércoles, con una reunión con empresarios mexicanos y, posteriormente, con la reunión con López Obrador, cuyo encuentro se tiene programado para las 13:30 hrs.

Para mañana, Boric visitará la Escuela Primaria Maestra Gabriela Mistral de Coyoacán y estará en el Senado. Más tarde visitará el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, sede del Gobierno de la Ciudad de México, y se reunirá con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Boric, quien la semana pasada participó en la cumbre del foro APEC en Tailandia, volverá a Chile el 25 de noviembre, cuando estaba previsto que se celebrara la cumbre de la XVII Alianza del Pacífico, que fue suspendida ante la ausencia del presidente peruano, Pedro Castillo.

La 4T ha fracasado en varios frentes, pero en uno de ellos el descalabro ha sido de proporciones enormes: la transformación que ha pretendido el presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de aviación.

El arranque de esta crónica de una catástrofe anunciada fue desde antes de llegar a la presidencia, cuando como presidente electo López Obrador decidió cancelar el NAIM que estaba ya con un avance del 30 por ciento en su construcción.

En su lugar y a pesar de toda la información que recibió de MITRE, una organización de especialistas en diseño de espacio aéreo, en la que claramente apuntaron que operar el aeropuerto Benito Juárez en conjunto con el AIFA implicaría un espacio aéreo demasiado complejo, el presidente se empeñó en la construcción del AIFA. Otros análisis señalaban que el diseño del AIFA tendría que hacerse del aire al suelo, como cualquier nuevo aeropuerto, y que si el AIFA llegaba a tener 10 operaciones por hora, tendrían que coordinarse los vuelos entre ambos aeropuertos, demorando vuelos de uno para que el otro pudiera operar. Así, la saturación del Benito Juárez no podía solucionarse con el AIFA.

A casi 7 meses de la inauguración del AIFA, Proceso sacó un reportaje en el que apunta que este nuevo aeropuerto que AMLO califica como el mejor del mundo ha tenido menos pasajero que las visitas que ha recibido el Museo del Mamut en el mismo lugar. (201 pasajeros vs 373 mil visitantes)

Por ello el presidente López Obrador instruyó a la Sedena, que es quien maneja el AIFA, a incrementar las operaciones aéreas en el AIFA para que pase de un promedio de 30 operaciones diarias a 120 para el cierre de este 2022. El documento con esta instrucción presidencial forma parte de lo filtrado por los hacktivistas Guacamaya.

Para cumplir con este deseo presidencial la Sedena está contemplando permitir el cabotaje, es decir, que líneas aéreas internacionales operen vuelos entre dos destinos nacionales. Por ejemplo, que Turkish Airlines pueda volar del AIFA a Cancún a pesar de que la Ley de Aviación. Civil de México lo prohíbe en su artículo 17bis.

Todo esto ocurre en el marco de la pérdida de categoría 1 de la Administración Federal de Aviación de EUA, la FAA, que degradó a México desde el 25 de mayo del 2021 porque no cumplimos con los estándares de seguridad de la OACI. Esto impide que las líneas aéreas mexicanas abran nuevos destinos a EUA.

Fernando Gómez Suárez, especialista en aeropuertos y aviación, ha dicho que el cabotaje sería el acabose para las aerolíneas mexicanas ya que la más chica estadounidense tiene más aviones que toda la flota mexicana en su conjunto.

Curioso que el presidente que en el sector energético acusa hasta de traidores a la patria a los legisladores que no aprobaron la LIE (Ley de la Industria Eléctrica) diciendo que prefieren apoyar a las empresas extranjeras como Iberdrola antes que a Pemex y CFE, en materia aeronáutica esté dispuesto a golpear a las líneas aéreas nacionales y premiar a las extranjeras con tal de ponerse la medalla de que el AIFA es viable.

Apostilla: Por si el fracaso del AIFA no fuera suficiente, las otras dos grandes obras de infraestructura de este gobierno están en problemas. La refinería de Dos Bocas volvió a quedar bajo el agua con las lluvias del domingo y lunes y el Tren Maya quedará trunco. No llegará hasta Campeche porque el tramo Xpujil-Chetumal se ha complicado ante las exigencias de los comisariados ejidales.

Columna completa en El Universal

Pese a que el aeropuerto no ha logrado incrementar sus operaciones, y según dichos de diversos ciudadanos y analistas, sigue siendo una terminal ‘fantasma’, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este mañana en asegurar que el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) es el mejor de América Latina.

“Es el mejor aeropuerto de América Latina, nada más que pasó el tiempo ya todo se va aclarando, eso sí, ya se quedan callados porque como no los caracteriza la honestidad, sino la hipocresía, ya no son capaces de decir ‘me equivoqué, ofrezco disculpas o no todo está mal’”, dijo el mandatario en referencia a cómo ha avanzado el aeropuerto y la posición de quienes criticaron la obra en un inicio.

Recordó que los opositores llegaron a criticar que había una señora que vendía tlayudas en la terminal aérea: «cómo si eso fuese un pecado».

Además, retomó señalamientos que se le han hecho al AIFA, como que no había cómo llegar, que se perdía la gente, que tomaba mucho tiempo, que estaba vacío, que era la «central avionera», entre otras.

Ahora, defendió, se llega al aeropuerto en 45 minutos desde distintos puntos de la capital, aunque no detalló cuales.

Sobre otras obras a cargo del gobierno, el mandatario destacó la inversión que se ha destinado a garantizar el mantenimiento de carreteras y autopistas del país, que asciende a 22 mil millones de pesos.

“Se les tiene que estar dando mantenimiento porque no todos tienen para pagar peaje y estamos destinando alrededor de 12 mil millones de pesos de mantenimiento de carreteras libres desde que llegamos, más 10 mil millones de pesos por mantenimiento a autopistas”, subrayó.

El subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), Jorge Nuño Lara, informó sobre la conclusión de cuatro carreteras durante este mes, las cuales se encontraban detenidas desde 2011.

Dichas carreteras representaron en conjunto una inversión de 2 mil 779 millones de pesos y generan 30 mil 200 empleos directos e indirectos.

El presidente López Obrador adelantó que dedicará el próximo fin de semana a la supervisión de carreteras en Guerrero, e indicó que el gobierno revisa contratos con empresas constructoras de carreteras a fin de alcanzar ahorros en el presupuesto y destinarlo a comunidades con alto nivel de marginación.

Ayer, en redes sociales comenzaron a circular videos que daban cuenta de una cancelación en el despegue en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), de un vuelo cuando éste ya se encontraba en pista y había iniciado su carrera para salir.

Los videos mostraban como había helicópteros en el espacio aéreo, debido a los ensayos que se llevan a cabo para el desfile militar de mañana viernes 16 de septiembre. Recordemos que el AIFA se encuentra junto a la base militar de Santa Lucía.

El vuelo en cuestión era de Aeroméxico, que tenía como destino Mérida, Yucatán. A través de un comunicado, la aerolínea reconoció que se realizó un aborto de despegue al inicio de su carrera, conforme a los procedimientos de seguridad.

Enfatizó que en ningún momento la operación se encontró en riesgo, añadiendo que finalmente, y luego de un tiempo, el vuelo fue efectuado sin inconveniente alguno.

Posteriormente y a través de redes sociales, los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) informaron que «la evidencia marca que el Piloto del vuelo 874 de Aeroméxico inició carrera de despegue en el AIFA sin autorización de la torre de control», lo que ocasionó abortó en el proceso de despegue.

Y aunque no ofreció mayores detalles, o desmintió los señalamientos que se hicieron acerca de que sí recibió autorización pese a la presencia de aeronaves en el espacio aéreo, precisaron que ya se iniciaron las investigaciones correspondientes.

«Ya se iniciaron las investigaciones correspondientes de parte de la autoridad aérea y se seguirán los protocolos», remató.

Luego de un incidente similar el fin de semana pasado, este jueves se confirmó que un avión de Aeroméxico se vio obligado a abortar repentinamente su aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) la noche de ayer, debido a que otro avión aún estaba en la pista.

Aeroméxico dijo en su cuenta de Twitter que su piloto se vio obligado a tomar medidas inmediatas porque el avión que aterrizó justo antes «demoró en desalojar la pista».

La aerolínea añadió que la acción cumplía con los protocolos de seguridad nacionales e internacionales, y garantizando así la seguridad de la tripulación y los pasajeros.

Y es que el espacio aéreo del país se ha visto afectado recientemente por una serie de incidentes que han encendido las alarmas en cuanto a la seguridad aérea, lo que obligó a las autoridades a establecer una mesa de diálogo con las aerolíneas y asociaciones del sector.

El martes, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, informó que se acordó un incremento significativo en las operaciones de vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), la nueva apuesta del gobierno federal ante la saturación del AICM.

Entre los principales acuerdos, destacan que las aerolíneas comerciales nacionales e internacionales mantendrán sus respectivos horarios de aterrizaje y despegue (slots) que hoy tienen asignados para esta temporada de verano 2022 desde y hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Esto significará que se mantiene sin afectación la oferta de servicios a los pasajeros desde el AICM para la temporada actual.

Sin embargo, se acordó que un incremento significativo en la oferta de vuelos desde y hacia el AIFA. El plan es alcanzar más de 100 operaciones diarias, iniciando la primera etapa el próximo 15 de agosto y la segunda el 15 de septiembre.

En tanto, las operaciones tipo chárter y de carga nacionales migrarán inmediatamente del AICM al AIFA.

También se indicó que aquellas aerolíneas que hoy operan en el AICM y que tengan más de un año de adeudos aeroportuarios, combustible, impuestos y derechos, entre otros conceptos, no podrán continuar sus vuelos y deberán migrar a otra terminal aérea.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, encabezó la tarde de ayer una mesa de diálogo entre autoridades aeronáuticas y las principales aerolíneas del país, donde se acordó un incremento significativo en las operaciones de vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Entre los principales acuerdos, destacan que las aerolíneas comerciales nacionales e internacionales mantendrán sus respectivos horarios de aterrizaje y despegue (slots) que hoy tienen asignados para esta temporada de verano 2022 desde y hacia el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Esto significará que se mantiene sin afectación la oferta de servicios a los pasajeros desde el AICM para la temporada actual.

Sin embargo, se acordó que un incremento significativo en la oferta de vuelos desde y hacia el AIFA. El plan es alcanzar más de 100 operaciones diarias, iniciando la primera etapa el próximo 15 de agosto y la segunda el 15 de septiembre.

En tanto, las operaciones tipo chárter y de carga nacionales migrarán inmediatamente del AICM al AIFA.

Autoridades estiman que en 90 días quedará instalada la infraestructura fiscal y aduanera para poder recibir a partir de ese momento los vuelos de carga internacional.

También se indicó que aquellas aerolíneas que hoy operan en el AICM y que tengan más de un año de adeudos aeroportuarios, combustible, impuestos y derechos, entre otros conceptos, no podrán continuar sus vuelos y deberán migrar a otra terminal aérea.

Segob precisó que a partir de este momento, no se autorizarán nuevos vuelos entrantes al AICM y no se permitirá un aumento de las operaciones más allá de los slots asignados para la temporada de verano 2022.

Se reiteró que no existe ningún decreto relativo a restringir las operaciones en el AICM, tal como lo informó ayer el presidente López Obrador, y también se destacó la importancia de redoblar esfuerzos para recuperar la Categoría 1 en la clasificación de las distintas autoridades aeronáuticas que establece la Federal Aviation Administration (FAA) de Estados Unidos.

Aeroméxico confirmó que a partir de la segunda quincena de agosto, incrementará sus operaciones en el AIFA, para que a finales de octubre estén realizando 30 operaciones diarias,, lo que significará ofrecer 1.5 millones de asientos.

Reconoció la disposición al diálogo por parte de las autoridades, que dijo, permitirá operar bajo altos estándares de seguridad.

Sin embargo, se ha alertado que tan solo en febrero de 2022, el AICM tuvo casi 25,000 operaciones comerciales y movió a 3 millones de pasajeros, por lo que el anuncio de 30 operaciones al día en el AIFA aún sigue siendo muy bajo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió esta mañana en que no hay ningún problema con el rediseño del espacio aéreo que se hizo para el inicio de operaciones del aeropuerto Felipe Ángeles.

«Eso lo inventaron nuestros adversarios y la prensa conservadora, en especial Reforma (…) los dueños de ese periódico están entregados por entero a la mentira, es el boletín de los conservadores de México. Entonces, no hay, así lo sostengo, categóricamente, ningún problema de rediseño en el manejo del espacio aéreo; al contrario», respondió AMLO al ser consultado sobre el tema.

Recordó que cuando se iba a hacer el aeropuerto de Texcoco, una obra faraónica y monumento a la corrupción, quienes hicieron los estudios de manejo de espacio aéreo actuaron de manera tendenciosa, pues se pagó para que en su informe se resolviera que no se podía interactuar en el espacio aéreo, y que  solamente podía operar el aeropuerto de Texcoco.

«Una empresa de estas, que no recuerdo su nombre y que es preferible olvidar, hizo todo ese enjuague para darles visos de profesionalismo, pero lo que estaba detrás era el propósito de quedarse con las 600 hectáreas del actual aeropuerto», añadió AMLO.

Afirmó que quienes tenían intereses en Texcoco, se quedaron «enojadísimos» cuando se decidió cancelar la obra y apostarle al Felipe Ángeles. Esa es la razón, dijo López Obrador, de que ahora retomen el tema del rediseño del espacio aéreo. «Que se vayan con su cuento a otro lado».

Afirmó que los problemas que se han presentado en las últimas semanas en las operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) ya se están atendiendo, aunque los atribuyó a los «36 años de dominio de una política de pillaje», donde lo corrompieron todo.

Dijo que en el caso del AICM, hay grupos que no quieren que se rehabilite y que prefieren los problemas de saturación. Sostuvo que tal como se ha presentado en otros casos, hay quienes quieren jugar a las vencidas, y no usar el AIFA.

Incluso aprovechó para negar el supuesto decreto que se dijo en medios que se iba a emitir por parte del gobierno federal para obligar a las aerolíneas a mudarse al AIFA. Indicó que lo que se planteó en su momento era un decreto para las operaciones de carga. 

«Eso lo firmo yo, o sea, me hubiesen preguntado. Yo ni sabía», remató.

El gobierno federal y las principales aerolíneas del país acordaron reducir en 25% las operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tras el incidente en el que un avión comercial suspendió su aterrizaje de último momento para evitar colisionar con otra aeronave en pista.

El acuerdo, alcanzado tras una reunión en la que también participaron representantes de Defensa, Marina y otros actores del sector, que se realizó ayer por la tarde en la Secretaría de Gobernación (Segob), busca bajar la «superdensidad» de despegues y aterrizajes del aeropuerto Benito Juárez, explicó el subsecretario de Comunicaciones, Rogelio Jiménez.

«Establecimos 12 meses para lograr que se bajen en un 25% (las operaciones), el aeropuerto ya tiene muchas décadas de estar saturado y en pésimas condiciones», dijo el funcionario en entrevista con Radio Fórmula.

El AICM es el aeropuerto más concurrido del continente, con un movimiento récord de 50.3 millones de pasajeros en 2019 y 36 millones en 2021.

El incidente con las aeronaves se produjo la noche del sábado y precipitó la renuncia de Víctor Hernández, director de Servicios de Navegación, adscrito a la secretaría de Comunicaciones y Transportes. Fue el encargado de elaborar las nuevas rutas aéreas para la inicio de operaciones del AIFA.

Ricardo Torres Muela fue designado como nuevo encargado de despacho en la dirección general de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM). Se destacó que el funcionario cuenta con 43 años de experiencia como Controlador de Tránsito Aéreo.

Sobre el incidente, Jiménez confirmó que se trató de un error del personal a cargo del control aéreo, aunque enfatizó que aún se investigan las circunstancias precisas y las personas involucradas.

Reconoció que entre las causas podría estar «la gran carga de trabajo» que enfrentan y que existe un «déficit de más de 250 controladores a nivel nacional».

Jiménez detalló que el plan de reducción de operaciones empezará entre agosto y septiembre próximos e incluirá vuelos de pasajeros, carga y charter.

Se contempla que «la gran mayoría» migre al nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que entró en operaciones el pasado 21 de marzo, y donde hasta ahora solo opera un puñado de aerolíneas con un número muy reducido de rutas.

«Es el que está mejor equipado y es el que puede recibir con mayor eficiencia los vuelos», agregó Jiménez sobre el AIFA, una de las obras emblemáticas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El Felipe Ángeles ha generado muchas críticas, tanto de la oposición como de expertos que advierten de las complicaciones de operar dos terminales en una ciudad rodeada de montañas y a más de 2,200 metros de altitud.

Sin embargo, Jiménez descartó que la causa del incidente haya sido el rediseño del espacio aéreo que se realizó ante la entrada en operación del AIFA.

Ayer durante su conferencia de prensa, López Obrador descartó que existan riesgos en el espacio aéreo de la capital. «No hay peligro, somos responsables y todo el personal que trabaja en la aviación es gente profesional, gente buena que no desea una desgracia», aseguró el mandatario.

En Broojula, te presentamos el mejor analisis sobre los problemas y retos que enfrenta el espacio aéreo en México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) atribuyó «al conservadurismo», las alertas emitidas por asociaciones áreas internacionales sobre los crecientes riesgos de impacto debido a las operaciones simultáneas entre el AICM y el AIFA.

“No, no existe, lo que hay son resistencias muy alentadas por el conservadurismo, es que todo cuestionan, aunque caigan en el ridículo, pero no sé qué les pasa, deberían serenarse, todo se arregla”, declaró López Obrador en su conferencia matutina.

El mandatario se refirió a los avisos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) y la Federación Internacional de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA), que han documentado 17 «eventos de alarma» desde abril de 2021 en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM).

Las agrupaciones afirmaron la semana pasada que «la situación se ha vuelto muy preocupante» ante la «nueva configuración del espacio aéreo del Valle de México» tras la inauguración el pasado 21 de marzo del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

“¿Qué tiene que ver el nuevo aeropuerto? O sea, eso es un afán de que nos vaya mal, o sea, y todo lo vamos a ir resolviendo”, respondió el mandatario tras leer un tuit del expresidente Vicente Fox.

López Obrador también confirmó la renuncia de Víctor Hernández como titular de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam).

Sostuvo que habrá una investigación sobre lo ocurrido el pasado fin de semana en el AICM, y que fue difundido en redes sociales gracias a dos videos en los que se observa a dos aviones de Volaris, que estuvieron a punto de chocar en el AICM, que de forma oficial se considera saturado.

Sobre ello, avisó que habrá una reunión en la Secretaría de Gobernación (Segob) «para ordenar lo del espacio aéreo», adelantando que «no hay ningún propósito para afectar a las líneas».

El AIFA, inaugurado el pasado 21 de marzo, ha enfrentado cuestionamientos de especialistas en seguridad por riesgos al compartir el espacio aéreo con el AICM.

Pese a todos los señalamientos y la renuencia de las aerolíneas por abrir rutas y operaciones en el AIFA, López Obrador aseguró esta mañana que Aeroméxico le comunicó que a finales de año tendrá más de 30 vuelos diarios desde el AIFA, planes que también le compartieron los directores de Volaris y VivaAerobus.

“Son muy buenos los operadores aéreos y va a haber entendimiento, las mismas líneas ya vinieron a ofrecer que van a tener más vuelos del Aeropuerto Felipe Ángeles», sostuvo AMLO.

Volaris busca apuntarse como la primera aerolínea mexicana en operar vuelos internacionales desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), hacia los Estados Unidos, con la ruta México-Los Ángeles.

«Esta ruta es una decisión de negocio sustentada en el mercado potencial aledaño al AIFA y será adicional a la actual oferta que tiene Volaris en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México», señaló Volaris en un comunicado.

Recordemos que el nuevo aeropuerto de México, una de las obras emblemáticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue inaugurado en marzo pasado.

La aerolínea explicó que ingresó la solicitud de autorización a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) desde el pasado 7 de abril pasado, con la intención de iniciar operaciones en diciembre de 2022 y ser el primer operador nacional en inaugurar una ruta internacional en el nuevo aeropuerto.

La aerolínea de bajo costo precisó que la propuesta de operar la ruta internacional Los Ángeles, California (LAX)-Santa Lucía, Estado de México (NLU), está sujeta a que México recupere la categoría 1 ante la Administración Federal de Aviación (FAA), así como a recibir la autorización correspondiente por parte de la autoridad estadounidense para realizar vuelos ida y vuelta desde el AIFA a California.

Además, dijo que la apuesta por esta nueva ruta «se fundamenta en la confianza que la aerolínea tiene en las autoridades mexicanas y el progreso logrado en los últimos meses acerca de los hallazgos de la FAA».

Y es que a finales de mayo de 2021, la FAA degradó de categoría 1 a categoría 2 la calificación de seguridad de la aviación en México debido a su rediseño del espacio aéreo en el Valle de México.

Hasta ahora, el AIFA tiene vuelos nacionales por parte de aerolíneas como Aeroméxico, Viva Aerobus y la propia Volaris.

El gobierno federal anunció este viernes la organización de un festival de tlayudas en el Centro Cultural Los Pinos para este fin de semana, luego de la polémica que desató el hecho de que, durante la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), una mujer instalara un puesto para vender doraditas.

“Lo que era impensable ahora es posible: ven por tlayudas, doraditas, tlaxcales y lo mejor de la cocina popular mexicana al Centro Cultural Los Pinos”, indicó en su cuenta oficial de Twitter la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto.

Además, indicó, «en la casa del Maíz y la Cultura Alimentaria probarás los exquisitos platillos preparados por doña Lupita que llegan desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles”.

De acuerdo con la publicación, el festival se realizará los días 26 y 27 de marzo en la antigua residencia presidencial.

El pasado lunes, durante la inauguración del AIFA, una de las obras emblemáticas del actual gobierno, comerciantes ambulantes vendieron sus productos en el edificio terminal.

En vídeos que circularon en redes sociales se pudo ver a una señora que vendía doraditas, que muchos confundieron con las tlayudas, un platillo típico de Oaxaca que consiste en una tortilla de maíz blanco, circular, de entre 30 y 40 centímetros de diámetro, a la que se le ponen ingredientes como frijoles, carne, aguacate y queso.

El martes, durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador calificó como clasismo que los medios reportaran con cierta crítica la venta de tlayudas, al considerar que eso parte del desconocimiento de la grandeza cultural del país y de sentirse superiores a los demás.

«Lo que les pasa a nuestros adversarios es que su mundo es el de arriba de la pirámide y piensan que eso es México, por eso una señora vendiendo tlayudas en un aeropuerto lo ven como algo extraordinario, como algo indebido», opinó.

Además dijo que alimentos como las tlayudas y los tlacoyos son «lo más nutritivo que puede haber» por su contenido de carbohidratos y proteínas.

Siguiendo con el tema, ayer el presidente propuso que sean instalados uno o dos locales de garnachas en el AIFA.

«Pienso que deberían (vender) en uno de los locales. Ojalá (se vendan) en el aeropuerto, yo también coincido con eso, y pues aunque no les gusten las garnachas y las picadas y las tlayudas, ya quisieran. Sí (pediría que se abran) uno o dos lugares para esta comida tan exquisita, suculenta, es lo nuestro», manifestó.

Hoy, el mandatario dedicó tiempo final de su conferencia para hablar sobre platillos típicos de diferentes partes del país. Dijo que iba a ser necesario hablar más de comida en sus conferencias matutinas.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) celebró la apertura del Aeropuerto Internacional Felipe Angeles (AIFA), informó el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas.

A través de un comunicado, la IATA, que aglutina a más de 290 aerolíneas en el mundo, indicó que el AIFA desempeñara un papel fundamental en el corto y largo plazo para el desarrollo sostenible del sistema aeroportuario del Valle de México, en beneficio de la conectividad de pasajeros y carga.

La Asociación indicó que la terminal que se inauguró el pasado lunes permite llevar a cabo los servicios aeroportuarios, comerciales y complementarios de manera segura y eficiente.

Señaló que en conjunto con la Cámara Nacional de Aerotransportes (CANAERO), seguirán trabajando con las autoridades con el objetivo de garantizar el cumplimento de los requisitos de operación y seguridad.

Para ello, la ITA indica que se trabajará en desarrollar y optimizar la conectividad terrestre entre la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y el AIFA, así como maximizar el uso y capacidad de la infraestructura del Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM), para lograr que sea más  seguro, moderno y eficiente.

Finalmente, la IATA precisó que continuará implementando mejoras en los procedimientos de control del tratico aéreo en el área del Valle de México, para garantizar los mas altos estándares de seguridad y eficiencia.

La Asociación recordó que el sector de la aviación es un importante facilitador de desarrollo socioeconómico, que previo a la pandemia, contribuía con 38,000 millones de dólares al PIB de nuestro país, generando más de un millón de empleos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) defendió este miércoles el hecho de que durante la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) se vendieran tlayudas.

«esto que estamos viviendo ahora de las tlayudas y de que ‘yo me voy a sentir bien en México cuando México sea como Canadá’. Yo me siento muy orgulloso de México. Con todo respeto, son muy pocos los pueblos en el mundo que tienen la grandeza cultural de México. Pero todo esto es producto del pensamiento conservador, qué bueno que se está manifestando», dijo el mandatario al ser consultado sobre las críticas que recibió su gobierno.

Reiteró que no le extraña lo que los conservadores están planteando o criticando. Dijo que son libres y nunca va a haber represión y se respetará la libertad de expresión, mientras él esté en el gobierno.

Insistió en que el conservadurismo, la derecha en nuestro país, es muy hipócrita y muy corrupta. Indicó que están enojados porque perdieron privilegios, sobre todo el privilegio de mandar y de robar. Además, dijo que les enoja que se esté atendiendo al pueblo, pues ellos no le tienen amor al pueblo.

«Lo que les pasa a nuestros adversarios es que su mundo es el de arriba, el de la pirámide, y piensan que eso es México. Por eso una señora vendiendo tlayudas en un aeropuerto lo ven como algo, sí, extraordinario, como algo indebido, porque tampoco es que no vean lo que sucede, aunque una cosa es ver y otra cosa es saber mirar, no, es que ellos se sienten superiores, se dan ínfulas de superioridad, es una especie de oligarquía o un sector que se cree de sangre azul, eso es lo que ellos piensan, que son superiores. No saben lo que son las tlayudas, de veras», recriminó López Obrador.

Además, enfatizó que lo que se vendió el pasado lunes en el AIFA no eran tlayudas, sino doraditas «que son riquísimas». Eso le sirvió para comenzar a hablar del maíz. Dijo que es preparado de manera especial como el que se usa para los tlacoyos.

Explicó que en la Ciudad de México hay lugares en donde la tortilla en los restaurantes la cobran a 10, 20, 30 pesos más cara que la tortilla normal porque es una tortilla de maíz nativo, criollo, lo que está de moda. Dijo que personas del Estado de México, de la zona de Xalatlaco, siembra un maíz especial, azul.

«Para la tortilla, luego siembra el haba, el frijol y vienen todos los días de Xalatlaco a vender los tlacoyos, hay lugares, yo cuando quiero desayunar bien ya sabemos dónde. Y los campesinos con esta forma de trabajar le dan valor agregado al maíz. Entonces, ya no venden el maíz que producen en grano, sino lo elaboran y le dan un valor, no es lo mismo el maíz que el tlacoyo, ya tiene un valor, porque va su trabajo, porque va el haba y van otras cosas, es una forma de vida», dijo.

Sobre si se va a dejar vender este tipo de alimentos en el AIFA, AMLO indicó que a su parecer sí se debería destinar un local para que se vendan.

«Yo pienso que deberían en uno de los locales (…) Ojalá y en el aeropuerto, yo también coincido con eso. Y pues, aunque no les gusten las garnachas y las picadas, y las tlayudas. O sea, ya quisieran, es lo más nutritivo que puede haber, lo más nutritivo, son carbohidratos, es proteína, carbohidratos, proteínas y vitaminas, y los nutriólogos saben de esto. Es la combinación, porque es el maíz, el maíz es carbohidrato, el frijol es proteína, y le ponen salsa y el queso que también es proteína, las salsas. No, de veras que los fifís».

La Secretaría Nacional de la Defensa (SEDENA) otorgó tres contratos por más de 141 millones de pesos para la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) a empresas vinculadas con “factureros”, esquemas que el presidente López Obrador tanto criticó.

En documentos obtenidos por la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el 26 de febrero de 2020 la Sedena suscribió un contrato por un monto mínimo de 76 millones de pesos y un máximo de 192 millones con un consorcio de seis empresas, entre las que se encontraba Valbri Services SA de CV, que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) etiquetó en diciembre de ese año como presunta simuladora de operaciones, al haber detectado que carecía de activos y personal

La empresa no logró desvirtuar el señalamiento del SAT y en junio de 2021 fue incluida en el listado definitivo de empresas “factureras”. Por el contrato que involucra a esta empresa, la SEDENA pagó finalmente 120 millones de pesos.

En la firma del contrato, la representante de Valbri Services declaró que el domicilio de la empresa estaba en una casa de la calle Cerro de la Estrella, en la colonia Campestre Churubusco de Coyoacán, que coincide con la dirección de la Confederación Libertad de Trabajadores de México, mejor conocido como Sindicato Libertad, cuyo dirigente, Hugo Bello Valenzo, fue detenido en agosto de 2020 acusado de secuestro exprés, además de ser investigado por extorsión, lavado de dinero y despojo.

Sin embargo no es el único caso. La SEDENA también otorgó más de 21 millones de pesos en dos contratos a Mercantil Abalón, que ha compartido representante y administrador con Abastecedora Lavín, empresa que en 2017 fue declarada oficialmente por el SAT como facturera.

Mercantil Abalon SA de CV recibió un primer contrato en la obra de Santa Lucía por 19 millones de pesos para la renta de maquinaria pesada, camiones de carga y otro más por 2.2 millones de pesos para el servicio de fletes para trasladar tubería de concreto. Ambos fueron adjudicados por medio de una invitación restringida a proveedores.

Adicional, un empresario ligado con una compañía “fantasma” que envió toneladas de leche a Venezuela a través de un presunto testaferro de Nicolás Maduro, obtuvo dos contratos por hasta 184.5 millones de pesos para vender acero para la obra del AIFA.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) le asignó en 2019 y 2020 dos contratos en Santa Lucía a Prometallic SA de CV, que tiene como accionista a Humberto Marcos Corella, quien durante 12 años fue socio y administrador de Grupo Brandon, empresa que envió toneladas de leche de mala calidad a Venezuela como parte de una trama de lavado de dinero que encabezaba Alex Saab, supuesto prestanombres del presidente venezolano Nicolás Maduro.

De acuerdo con información de aduanas obtenida por MCCI, Grupo Brandon vendió leche a Venezuela por un valor de 113 millones de dólares entre diciembre de 2017 y octubre de 2018, a través de Asasi Food FZC, empresa creada por Alex Saab, actualmente preso en Estados Unidos acusado de operar una red de lavado de dinero mediante el envío de alimentos al régimen de Nicolás Maduro.

El 3 de abril de 2016 el presidente de Venezuela creó los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa de distribución de alimentos básicos importados que serían vendidos a bajo costo con un subsidio del gobierno venezolano. Saab fue uno de los proveedores de las despensas, también llamadas “cajas CLAP”, y Grupo Brandon fue el principal proveedor de leche en polvo a Venezuela.

El 15 de julio de 2019, Grupo Brandon fue incluida por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) en la lista definitiva de simuladoras de operaciones, lo que en términos coloquiales se conoce como empresas “fantasma”.

Y por si fuera poco, al menos una decena de empresas de nueva creación, constituidas entre 2019 y 2020, es decir, que surgieron durante la actual administración, obtuvieron 21 contratos para obras en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) por más de mil 573 millones de pesos.

La principal beneficiada con el mayor monto de todos los contratos es Alstef México, S.A de C.V., constituida el 24 de julio de 2020.  La empresa es filial de la francesa Alstef Automation S.A.S., junto con la cual obtuvo el 14 de agosto de 2020 un contrato por mil 475 millones de pesos para el suministro integral del sistema de manejo de equipaje (BHS), mediante un procedimiento de adjudicación directa internacional abierta presencial, luego de que en junio se declaró desierto un proceso de contratación por invitación a cuando menos tres personas. 

Otra de las favorecidas es Prefamóvil e Infraestructura, S.A. de C.V., constituida el 16 de agosto del 2019 en el Estado de México y que obtuvo un contrato por más de 76.3 millones de pesos por la adquisición de trabes prefabricados para paso deprimido, mediante un procedimiento de adjudicación por invitación restringida.

Renta de Maquinaria y Equipos para Construcción Valsequillo, S.A. de C.V., creada en abril del 2019 en Puebla, obtuvo por adjudicación directa dos contratos por más de 2.9 millones de pesos por arrendamiento de vehículos y oficinas móviles.

Andinati, S.A. de C.V., creada el 19 de agosto del 2019, ha recibido por adjudicación directa tres contratos por más de 1.3 millones de pesos, por la compra de material para construcción, de acero, aluminio y vidrio, así como de equipo de seguridad.

Investigaciones completas en MCCI

Aunque no tuvo participación con algún mensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) firmó este lunes el acta de entrega-recepción de las instalaciones del nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, integrantes del Gabinete Legal y Ampliado, gobernadoras y gobernadores, así como representantes de los poderes Legislativo y Judicial, el mandatario constató el aterrizaje de una aeronave comercial desde la torre de control y develó la placa inaugural de la nueva terminal aeroportuaria.

López Obrador afirmó que el inicio de operaciones en el AIFA, en la fecha prometida, es “una misión cumplida” en beneficio del pueblo de México.

Durante sus participaciones, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, sostuvo que el nuevo aeropuerto tendrá un impacto inmediato en la generación de oportunidades y en la calidad de vida de las familias mexicanas. Se refirió al AIFA como una obra de calidad mundial, eficiente y sustentable, construida sin endeudamiento y en tiempo récord gracias a la labor del Ejército.

Por su parte la jefa de Gobierno e la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que el AIFA, junto con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el de Toluca aumentará el arribo de millones de personas, mejorará la conectividad y el ordenamiento urbano.

Sheinbaum polemizó en su intervención al invitar a los escépticos a que conozcan el AIFA y valoren la magnitud del complejo aeroportuario.

«Que se integren al proyecto donde los intereses de la Nación y el pueblo están por encima de la corrupción y de los privilegios del ayer. Estoy convencida, inclusive, que algunos de nuestros adversarios, cuando usen el AIFA, lo disfrutarán, aunque sea en silencio», sostuvo la morenista.

Calificó el lugar como una «deslumbrante obra» y su finalización como una «verdadera hazaña». «No debemos olvidar todo lo que se dijo: que era imposible construir un aeropuerto en esta ciudad, que era imposible que funcionaran dos aeropuertos», sentenció la mandataria capitalina, quien es una de las favorita para sustituir a López Obrador en 2024.

En tanto, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, indicó que el AIFA amplía las soluciones aeroportuarias del país, especialmente en la región metropolitana. Además, destacó que impulsa la competitividad económica al sector aeroportuario, integrando un nuevo actor: una empresa de aviación a cargo del Ejército.

Otro de los funcionarios que tomó la palabra durante el acto de inauguración fue el secretario de la Defensa Nacional, quien afirmó que “hoy está presente en nosotros la satisfacción del deber cumplido al hacer entrega de este conjunto aeronáutico al pueblo de México que entregará a la industria aérea nacional una nueva plataforma para atender el creciente mercado de pasajeros y carga del país y de otras naciones”.

El comandante del Agrupamiento de Ingenieros del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, indicó que el AIFA operará bajo estándares de eficiencia, calidad y seguridad; alineará la posición geoestratégica de México en el mundo con el aumento de la capacidad instalada para el transporte aéreo de mercancías, acotó.

El director general del AIFA, general brigadier Isidoro Pastor Román, informó que el aeropuerto será competitivo a nivel mundial por su modernidad tecnológica, de diseño y sustentabilidad Recordó que el inicio de la construcción del AIFA fue el 17 de octubre de 2019, por lo cual en dos años y medio se logró concretar la nueva terminal.

Destacó que el AIFA generará 5 mil empleos directos y 160 mil indirectos en promedio, y atenderá en su primera fase una demanda de 20 millones de pasajeros; para la segunda fase, 40 millones y en 2052 prestará servicio a alrededor de 90 millones de pasajeros al año.

Detalló que el completo tiene una superficie total de 2 mil 487 hectáreas, cuenta con su propia terminal de combustibles y contempla el uso de energías limpias y renovables. Enfatizó que no es un aeropuerto concesionado, y recordó que se construyó con inversión pública, es decir, recursos del pueblo. También mencionó que será administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

El nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, una de las obras emblemáticas del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se inaugura de manera oficial esta mañana, pese a que las operaciones de vuelos comerciales comenzó desde primeras horas de este lunes-

Pasadas las 6:30 am despegó del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) un vuelo de Aeroméxico con destino a Tabasco, que marcó el arranque de las operaciones de la terminal aérea.

El nuevo aeropuerto se construyó en menos de tres años, con la participación de Ejército mexicano, en medio de cuestionamientos de opositores que rechazan que el gobierno entregara a los militares esa obra así como otros grandes proyectos de su administración.

El AIFA iniciará operaciones con 20 vuelos de Aeroméxico, Volaris y Viva Aerobús y de la estatal venezolana Conviasa, más dos vuelos de carga y particulares de Estados Unidos, indicó esta mañana el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien agregó que se espera movilizar a 2,022 pasajeros.

La ubicación del nuevo aeropuerto, a 43 kilómetros del centro de la Ciudad de México, ha desatado críticas toda vez que los pasajeros enfrentarán dificultades para llegar a la terminal debido al tráfico y las limitaciones del transporte público o de vías de acceso.

En el acto que está por arrancar, el presidente López Obrador solo estará como testigo, ya que no tendrá participación alguna en el programa, debido a la veda que se encuentra vigente por la consulta de Revocación de Mandato que se realizará el próximo 10 de abril.